La Corte Suprema de Estados Unidos el miércoles dictaminó que el gobierno del presidente Donald Trump puede implementar su nueva política de restricción para solicitudes de asilo mientras se litiga en la corte su legalidad.

En un voto de 7-2, los jueces dijeron que la administración puede hacer cumplir la regla, anunciada en julio, que requiere que inmigrantes soliciten asilo en un tercer país a través del cual viajaron a Estados Unidos. Según la regla, no se procesarían casos de asilo dentro de los Estados Unidos si no presentaron una solicitud primero en otro país. Existen excepciones.

El máximo tribunal no explicó el razonamiento de su decisión en su orden, pero las jueces Sonia Sotomayor y Ruth Bader Ginsburg expresaron su desacuerdo.

La orden anula temporalmente los fallos de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito y el juez Jon S. Tigar, de la Corte Federal del Distrito Norte de California, quien mediante un recurso judicial preliminar bloqueó la implementación de la regla, argumentando que era “incompatible con las leyes de asilo existentes”.

¿Qué significa la orden?

Ante la orden de bloqueo del juez Tigar, el gobierno estadounidense debía seguir aceptando solicitudes de asilo de inmigrantes que cumplían con los requisitos aunque no hubieran presentado una solicitud de asilo antes de llegar a los Estados Unidos.

La Corte Suprema determinó que esa orden no es válida. Por lo tanto, inmigrantes que quieren solicitar asilo en los Estados Unidos tienen que hacerlo primero en otro país. Si intentan presentar una petición dentro de Estados Unidos, será rechazada.

Esta orden no es un fallo final sobre la regla.

Aún hay demandas legales en curso en las cortes que buscan desacreditar la regla. Esos fallos también pueden ser apelados, por lo que posiblemente tomarán muchos meses antes que culminen esos procesos y potencialmente lleguen nuevamente a la Corte Suprema.

Antecedentes legales sobre bloqueos a la regla

Luego que el juez Tigar bloqueara la regla a nivel nacional, un panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito limitó la orden para que sólo fuera aplicable en los estados bajo su jurisdicción, que incluyen a Alaska, Arizona, California, Idaho, Montana, Nevada, Oregón y Washington.

Esto abrió el paso al Gobierno para aplicar la política a solicitantes de asilo en otros estados.

El juez Tigar emitió una nueva orden el lunes, 9 de septiembre bloqueando la política de asilo a nivel nacional, pero la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito volvió a limitar el alcance de su orden.

La Corte Suprema emitió el 11 de septiembre la orden que autoriza al Gobierno implementar las restricciones a solicitudes de asilo a nivel nacional pautadas en la nueva regla.

Recomendaciones

No todas las personas son elegibles para obtener asilo. Todo extranjero que desee solicitar asilo en Estados Unidos o en un tercer país debe consultar con un abogado de inmigración con licencia en el país donde solicitaran asilo para determinar su elegibilidad antes de empreder viaje.