Illinois se retira del programa “Comunidades Seguras”

El gobernador de Illinois, Pat Quinn, anunció ayer que su estado no participará más en el programa Comunidades Seguras.  El gobernador envió una carta al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) notificándole que el estado se retira del programa, porque el gobierno federal lo está aplicando de forma discriminatoria, y porque no está cumpliendo con su misión original de localizar a inmigrantes indocumentados con antecedentes penales graves.

Según el gobernador Quinn, de todos los indocumentados deportados de Illinois, menos del 20% ha sido condenado por un delito grave y más del 30% de los deportados nunca han sido convictos de un crimen.  Ante esta preocupación, el gobernador suspendió el programa en noviembre del 2010 y ayer oficialmente lo eliminó.

Bajo los términos del programa, cuando una persona es arrestada, automáticamente revisan sus huellas digitales contra la base de datos del FBI y contra la del Departamento de Seguridad Interna (DHS), para verificar el estatus legal de la persona, y así encontrar a inmigrantes indocumentados.  Si las huellas coinciden con alguna dentro del sistema biométrico del DHS, se notifica a ICE, para que procesen a la persona bajo las leyes de inmigración.