Esta semana en mi columna de La Opinión, explico qué deben hacer residentes legales y ciudadanos norteamericanos naturalizados para obtener beneficios públicos.

Antes de poder recibir un beneficio público como una tarjeta de seguro social, Medicaid, estampillas para alimentos o hasta una licencia de conducir, las agencias gubernamentales que otorgan estos beneficios deben verificar la elegibilidad de la persona que los solicita. Esto significa que por lo general, deben comprobar el estatus migratorio de la persona. Para hacerlo, utilizan el sistema de Programa de Verificación Sistemática de Derechos del Extranjero (SAVE, siglas en inglés).

El programa SAVE le provee a agencias autorizadas información sobre el estatus legal de una persona para determinar si es elegible para recibir los beneficios públicos que solicita. La agencia, no SAVE, decide si se otorgará el beneficio una vez que verifica la elegibilidad de la persona. SAVE puede verificar estatus de no inmigrante, estatus de inmigrante, ciudadanía de personas naturalizadas y ciudadanía obtenida por medio de parientes.

Antes de solicitar beneficios, asegúrese de lo siguiente:

1. Que sus registros tengan información correcta antes de presentar la solicitud. Si recientemente cambió su nombre o información personal, o si la información en su documento de inmigración no es correcta, corrija sus registros de inmigración. Para hacerlo, haga una cita con la oficina local del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en http://infopass. uscis.gov o llame al Centro Nacional de Servicio al Cliente al 1-800-375-5283 para obtener más información.

2. Presente documentos de inmigración actualizados -los más recientes que se hayan emitido- al momento de solicitar el beneficio. Por ejemplo, si recibió una nueva tarjeta de autorización de empleo, presente ésta ya que una anterior puede estar vencida.

3. Presente un documento de inmigración que pueda usarse para la verificación de SAVE. Los documentos de inmigración usados más comúnmente son: certificado de ciudadanía, tarjeta de residente permanente, documento de autorización de empleo, pasaporte de extranjero no vencido, y certificado de elegibilidad para el estatus de estudiante no inmigrante.

SAVE revisará su información, verificándola con los registros del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU y le enviará una respuesta electrónicamente a la agencia. En caso que no se logre una verificación inmediata, SAVE podría pedir información adicional y una copia de sus documentos de inmigración.

Ante cualquier duda, consulte con un abogado de inmigración para que lo asesore debidamente.