En un voto de 5 a 4, la Corte Suprema de Estados Unidos hoy dictaminó que la administración del presidente Donald Trump violó la ley de procedimientos administrativos cuando decidió poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, siglas en inglés).

La administración Trump había argumentado que actuó legalmente al rescindir el programa y que la Corte Suprema no tenía jurisdicción para revisar su decisión de terminar DACA. La mayoría de los Jueces rechazaron esos argumentos.

La Corte Suprema explicó que las acciones de la administración Trump fueron arbitrarias y caprichosas (arbitrary and capricious, en inglés), porque no hizo una evaluación razonable sobre como efectuar la terminación del programa, ordenada por el Fiscal General de los Estados Unidos.

Según la Corte Suprema, la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos Elaine Duke tenía que evaluar si personas en DACA tenían intereses de confianza (reliance interests, en inglés), determinar si eran significativos y sopesar cualquier interés de este tipo contra las preocupaciones políticas en competencia. Ejemplos de intereses de confianza son crear negocios, asistir a la universidad, trabajar legalmente en los Estados Unidos y adquirir bienes.

La Corte Suprema rechazó los argumentos que las acciones de la administración Trump violaron la garantía de igualdad de protección de la Quinta Enmienda. Tampoco encontraron evidencia de discriminación racial en las acciones del gobierno federal.

La Corte Suprema no dictaminó sobre la constitucionalidad de DACA – o sea, si es un programa legal o no – o si la terminación del programa es una buena política del gobierno federal.

La Corte Suprema reenvió el caso al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, siglas en inglés) para que reconsidere su decisión de terminar DACA y, si quiere rescindir el programa nuevamente, que ofrezca una mejor explicación de su decisión. Además, la Corte Suprema ordenó que los casos fueran retornados a sus respectivas cortes federales para mayor procesamiento.

Significado de la decisión judicial y recomendaciones

El fallo de la Corte Suprema permite que el programa DACA sigua vigente.

Inmigrantes actualmente registrados en DACA pueden reinscribirse en el programa y obtener un permiso de trabajo si cumplen con todos los requisitos necesarios.

Sin embargo, los litigantes en el caso decidido hoy por la Corte Suprema están de acuerdo que el gobierno federal puede rescindir DACA en el futuro, siempre y cuando siga los procedimientos adecuados establecidos por la ley.

DACA es un beneficio migratorio temporal, que actualmente no lleva a la residencia permanente. Es probable que el programa termine en el futuro y es importante que toda persona actualmente registrada en DACA consulte inmediatamente con un abogado de inmigración para analizar sus opciones legales.

Decisión podría permitir inscripciones iniciales de DACA

El fallo de la Corte Suprema podría abrir la puerta a que personas que cumplen con todos los requisitos, pero que actualmente no están inscritos al programa DACA, puedan hacerlo. DHS, que supervisa al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), en el futuro proveera información sobre como implementara el fallo de la Corte Suprema y si permitira inscripciones iniciales.

Cuidado con fraude migratorio

La decisión sobre DACA da esperanzas a personas que no habían podido inscribirse por primera vez al programa. Pero las agencias de inmigración aún no han dado aviso que pueden inscribirse. Tengan mucho cuidado de personas que les afirmen lo contrario y les pidan grandes sumas de dinero para hacer un trámite que por el momento no se puede hacer, o les ofrezcan inscribir a DACA aunque no califiquen.

Cuídense del fraude migratorio y no busquen asesoría legal con notarios, consultores de inmigración, multiservicios o llena papeles. Estas personas por ley no pueden dar consejos legales y podrían poner en peligro sus casos migratorios al no tener los conocimientos necesarios, ni los permisos necesarios para ejercer leyes.

Historia de DACA

El presidente Barack Obama creó DACA en el 2012, autorizando por medio de una acción ejecutiva otorgar protección temporal de la deportación y permisos de trabajo a ciertos inmigrantes que llegaron al país antes de la edad de 16 años.

Varios estados se opusieron al alivio migratorio y se unieron para presentar una demanda en la que argumentaron la ilegalidad de la acción ejecutiva.

El presidente Trump ordenó la cancelación de DACA en 2017, pero tribunales federales en California, Maryland, Nueva York, Texas y Washington, D.C. bloquearon la eliminación de DACA.

La Corte Suprema de Estados Unidos aceptó revisar la apelación de la administración del presidente Donald Trump sobre la legalidad de su decisión de poner fin a DACA y escuchó argumentos a favor y en contra del programa el año pasado.

 

Recibe información actualizada sobre inmigración en tu correo electrónico

 

Suscríbete a

Inmigración Hoy

Te has suscrito correctamente