Victoria en Indiana: BMV admite y corrige error

Por Nelson A. Castillo |
5 Feb. 2012 |
Por Nelson A. Castillo
5 Feb. 2012

Cuatro hondureños a quienes erróneamente les negaron la renovación de sus licencias de conducir, ¡ya tienen sus nuevos permisos!

Hace unos días les informé que un grupo de hondureños en Indiana, amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS), me avisaron que la Oficina de Vehículos Motorizados (BMV, siglas en inglés) les había negando la renovación de sus licencias de conducir porque sus documentos mostraban fecha de vencimiento del 5 de enero del 2012.  Esto, a pesar que el gobierno de Estados Unidos había automáticamente extendido la validez de sus documentos hasta el 5 de julio del 2012 mientras se procesan sus solicitudes de reinscripción.

El Sr. Wilder Aparicio y varios de sus familiares en Indiana me llamaron porque descubrieron que yo había ayudado con éxito a otras personas que habían pasado por lo mismo en el 2010 y querían saber qué podían hacer ellos para resolver su problema en Indiana.

Inmediatamente entré en acción y me comuniqué con los más altos funcionarios, incluyendo la abogada del BMV de Indiana.  Por medio de una carta les informé que el Sr. Aparicio y otras personas fueron discriminadas y maltratadas cuando fueron a renovar sus licencias de conducir, y que además les dijeron que sus documentos no eran válidos.

Las acciones de los empleados del BMV constituían comportamiento ilegal y exigí la rápida corrección al error.  Afortunadamente, los funcionarios respondieron rápidamente.  Pidieron perdón por el error y marcaron una cita para que los hondureños fueran nuevamente a la oficina donde les habían anteriormente negado la renovación de sus permisos.

Estoy contento de informarles que gracias a mi intervención, la cual hice de forma gratuita, cuatro personas – el Sr. Aparicio, Maira Guifarro, Francisco Vindel y José Guifarro – ya tienen sus licencias.

Los cuatro son camioneros y sin su licencia comercial no podían trabajar.  Perdieron 4 semanas de trabajo, costándoles miles de dólares en ingresos.  Ese dinero no lo recuperarán, pero por lo menos ahora nuevamente podrán salir a trabajar. ¡Felicitaciones!

¿Te ha gustado la lectura?

0 comentarios