Casi 400,000 personas fueron deportadas en el año fiscal 2011, según cifras recientemente divulgadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). De esa cifra, el 55 por ciento eran criminales. El otro 45 por ciento no lo era. Esto significa que todo indocumentado en este país corre peligro de ser detenido en cualquier momento o lugar. La posibilidad de ser separado de su familia es motivo de temor.

Pero ¿sabe qué hacer si usted o algún familiar es detenido por ICE?

Este es el tema de mi columna de hoy, en el diario La Opinión.

 

Recibe información actualizada sobre inmigración en tu correo electrónico

 

Suscríbete a

Inmigración Hoy

Te has suscrito correctamente