El Presidente Barack Obama hoy expresó su aprobación del fallo de la Corte Suprema que declaró inconstitucional una parte de la Ley de Defensa del Matrimonio (Defense of Marriage Act – DOMA, siglas en inglés) y le dió instrucciones al Fiscal General de los Estados Unidos que trabajara junto con los otros miembros de la administración Obama para implementar la decisión de la Corte Suprema lo más pronto posible.

La Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos Janet Napolitano también emitió la siguiente declaración sobre la decisión de la Corte Suprema declarando inconstitucional la sección 3 de DOMA:

“Aplaudo la decisión de hoy de la Corte Suprema en el caso United States v. Windsor sosteniendo que la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA) es inconstitucional. Esta ley discriminatoria negó a miles de parejas del mismo sexo legalmente casadas muchos beneficios federales importantes, entre ellos los beneficios de inmigración.  Me complace que la Corte estuvo de acuerdo con la posición de la Administración de que las restricciones de DOMA viola la Constitución.  Trabajando con nuestros socios federales, incluyendo el Departamento de Justicia, vamos a implementar la decisión de hoy para que todas las parejas casadas sean tratados con igualdad y justicia en la administración de nuestras leyes de inmigración “.

Gracias a todos los que trabajaron arduamente para poner fin a esta clase de discriminación y muchas felicidades a todas las parejas gay que ahora están en camino de obtener beneficios migratorios que antes no podían.