Los Estados Unidos y El Salvador hoy firmaron acuerdos sobre seguridad e intercambio de información para reducir la migración irregular e incrementar la seguridad fronteriza. Los acuerdos se hicieron en conjunto con el anuncio de la extensión de 12 meses a los permisos de trabajo por medio del Estatus de Protección Temporal (TPS) para salvadoreños hasta el 4 de enero del 2021.

Bajo el Acuerdo de Seguridad Fronteriza (Border Security Agreement), el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) “enviará a funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos a El Salvador para asesorar a sus contrapartes de la policía nacional, seguridad fronteriza, inmigración y aduanas para mejorar aún más su modelo de operación actual y compartir mejores prácticas para apoyar investigaciones criminales, contrarrestar el tráfico de personas y el narcotráfico”.

Bajo el Acuerdo del Programa de Intercambio de Datos Biométricos (Biometric Data Sharing Program Arrangement), el DHS y El Salvador “mejorarán la cooperación para prevenir y combatir la delincuencia y otras amenazas a la seguridad pública mediante la expansión de la recopilación de datos biométricos y el intercambio de información”.

Los acuerdos firmados hoy son adicionales al Acuerdo Cooperativo de Asilo que el DHS y El Salvador firmaron el 20 de septiembre del 2019.

Futuro incierto para salvadoreños en el TPS

En el comunicado de prensa de DHS, la ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador Alexandra Hill aseguró que el gobierno del presidente Nayib Bukele seguirá “trabajando las 24 horas, los 7 días de la semana para una solución permanente” para que los casi 250,000 salvadoreños protegidos por el TPS puedan “continuar luchando por sus sueños” en Estados Unidos.

Sin embargo, la Administración Trump reiteró que su objetivo sigue siendo el terminar con el TPS para El Salvador y repatriar a los salvadoreños inscritos en el programa sin provocar otra migración masiva a los Estados Unidos.

Como parte de los acuerdos, Estados Unidos accedió otorgar un período de transición adicional de 365 días a salvadoreños con TPS después que las cortes emitan una resolución judicial sobre demandas relacionadas con TPS, algo que se espera ocurra para mediados del 2020.

Según un comunicado emitido por el gobierno salvadoreño, es “una concesión” únicamente para El Salvador, y significa que el estatus legal de salvadoreños en el TPS podría extenderse hasta enero del 2022.

Si bien los salvadoreños podrán beneficiarse de este alivio migratorio temporal por uno o tal vez dos años más, no es permanente.

Por eso, es importante que toda persona con TPS acuda a un abogado de inmigración con licencia y experiencia en los Estados Unidos para ver si existe alguna vía legal que les permita solicitar la residencia permanente.

Deben actuar ya. No esperen hasta último momento, ya que el procesamiento de cualquier trámite migratorio toma tiempo.