El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) hoy envió una alerta avisando que inmigrantes en todo el país están siendo objeto de estafas telefónicas.

Los estafadores están llamando a inmigrantes por teléfono haciéndose pasar por funcionarios del gobierno y diciéndoles que hay un problema con su documentación o archivo migratorio.

En algunas ocasiones tienen información personal sobre el inmigrante que usan para hacerle creer a la víctima que es una llamada legítima.

Durante las llamadas, piden datos personales y exigen pago inmediato para corregir el problema y amenazan a la gente con deportarlos si no pagan a través de transferencias electrónicas de dinero.

Algunos de estos estafadores están usando un software especial que hace aparentar que la llamada proviene de la línea gratuita del USCIS.

Si no los encuentran al momento de la llamada, algunos estafadores dejan un mensaje para que llame a un número 800 parecido al del USCIS.

El USCIS está advirtiendo a todo inmigrante sobre las estafas telefónicas y les recuerda que sus funcionarios casi nunca hacen llamadas telefónicas, y que NUNCA piden que se hagan pagos por teléfono.

Si algún trámite requiere de un pago, el USCIS enviará una carta por correo con membrete oficial solicitando el pago. Si tiene dudas que la carta sea legítima, o quieren verificar que no haya ningún problema con su archivo migratorio, pueden llamar al Centro de Servicio al Cliente al 800-375-5283.

Si recibe una llamada de este tipo, cuelgue el teléfono y repórtelo inmediatamente a la Comisión Federal de Comercio en www.ftccomplaintassistant.gov.

Para más información sobre como evitar estafas, visite www.uscis.gov/eviteestafas o www.uscis.gov/avoidscams para obtener información sobre dónde puede reportar las estafas en su estado.