El gobierno de Estados Unidos hoy anunció una nueva regla que modifica los reglamentos bajo los cuales inmigrantes son inadmisibles a los Estados Unidos basado en la probabilidad que puedan convertirse en una carga pública, o sea que dependan del gobierno por medio de ciertos beneficios públicos para su subsistencia.

La ley de inadmisibilidad por motivo de carga pública no es nueva. Pero ahora habrán cambios sobre cómo debe hacerse cumplir, posiblemente aumentando el número de personas que podrían ser descalificadas para admisión a los Estados Unidos.

La nueva regla tiene como objetivo eliminar distintas interpretaciones de la ley de inadmisibilidad, aclarando definiciones y términos de su implementación.

La regla aplica a solicitantes de admisión:

  • Personas que buscan hacer un ajuste de estatus al de residente permanente legal dentro de los Estados Unidos
  • Personas dentro de los Estados Unidos que tienen una visa temporal y quieren extender su estadía en la misma clasificación de no inmigrante
  • Personas dentro de los Estados Unidos que tienen una visa temporal y desean cambiar su estatus a una clasificación de no inmigrante diferente

La ley de inadmisibilidad por motivo de carga pública no es nueva. Hace más de 100 años que el Congreso estableció un estatuto que hace inadmisibles a Estados Unidos a personas que no pueden sostenerse a sí mismos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) sigue las indicaciones de la Guías Provisionales de Campo de 1999 sobre Deportabilidad e Inadmisibilidad Basadas en Causales de Carga Pública, pero ahora deberán seguir las instrucciones de la nueva regla.

¿Cuáles son los cambios de la nueva regla final?

  • Establece la definición de carga pública como una persona que recibe uno o más beneficios públicos por más de 12 meses en total, dentro de cualquier período de 36 meses. Personas que son consideradas “carga pública” bajo esta definición generalmente serán inadmisibles para cambio de estatus o extensión de estadía.
  • Amplía el tipo beneficios públicos que afectarán solicitudes migratorias. Ahora incluirá cualquier beneficio en efectivo para el mantenimiento de ingresos, Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, siglas en inglés), Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF), Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), la mayoría de los tipos de Medicaid y algunos programas de vivienda, como Vivienda bajo Sección 8.
  • Cambia el estándar que usa el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) para determinar qué probabilidad existe que un extranjero se convierta en “carga pública” en el futuro, haciendo que sea inelegible para la admisión o el ajuste de estatus. Al determinar si un extranjero es inadmisible por este motivo, deben considerar la edad del extranjero, salud, estado familiar, activos, recursos y estado financiero, educación y habilidades.
  • Explica cómo USCIS ejercerá su autoridad discrecional para permitir, en circunstancias limitadas, que un inmigrante pueda pagar una fianza por concepto de carga pública y obtener un ajuste de estatus, aunque haya sido encontrado inadmisible por haber sido una carga pública. Fija la fianza mínima en $8,100. La fianza real dependerá de las circunstancias del inmigrante.

Bajo ciertas circunstancias, permite que un no inmigrante pueda obtener una exención a la inadmisibilidad por carga pública.

Quiénes son exentos de ser carga pública

La nueva regla excluye de la definición de carga pública por el uso de beneficios públicos a las siguientes personas:

  • Miembros en servicio activo o en reserva de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, sus cónyuges e hijos
  • Niños adoptados internacionalmente que adquieren la ciudadanía estadounidense
  • Extranjeros menores de 21 años de edad y mujeres embarazadas que usan beneficios de Medicaid
  • Personas que usan Medicaid por servicios escolares (incluidos los servicios proporcionados bajo la Ley de Educación para Personas con Discapacidades)
  • Personas que usan beneficios de Medicaid para servicios médicos de emergencia

Regla no aplica a programas de inmigración basados en razones humanitarias, tales como:

Refugiados, solicitantes de asilo, jóvenes inmigrantes especiales (SIJS), algunas víctimas de trata de personas (visa T de no inmigrante), víctimas de actividades delictivas cualificadas (visa U de no inmigrante) o víctimas de violencia doméstica (autopeticionarios VAWA), entre otros.

Regla no aplica a ciudadanos estadounidenses

Si hijos, padres o cónyuges estadounidenses de personas indocumentadas reciben beneficios públicos de forma correcta, ésto no debería de influir en la determinación de carga pública del inmigrante que solicita una visa.

Los beneficios públicos otorgados a ciudadanos estadounidenses deben ser usados exclusivamente por ellos y no por sus familiares indocumentados. Nunca mientan en solicitudes de beneficios públicos, incluyendo esconder ingresos o bienes. Mentir puede hacer al inmigrante sujeto a otras penalidades. Ante cualquier duda, consulten con abogados que se especializen en las leyes de beneficiós públicos e inmigración antes de hacer cualquier trámite.

¿Cómo afecta la nueva regla a solicitudes migratorias?

La regla final entra en vigor 60 días a partir de la fecha de publicación en el Registro Federal, a la medianoche, hora del este, del 15 de octubre del 2019.

USCIS aplicará la regla final de inadmisibilidad por carga pública sólo a las solicitudes y peticiones selladas, o presentadas electrónicamente en o después de la fecha en que entra en vigor dicha regla.

Solicitudes y peticiones sometidas y pendientes con USCIS antes del 15 de octubre del 2019 serán adjudicadas según las Guías Provisionales de 1999.

Aquí pueden ver el anuncio de Ken Cuccinelli, director interino de ICE, durante una conferencia de prensa: