En mi columna Consulta Migratoria® de esta semana contesto las preguntas de una lectora que desea emigrar a los Estados Unidos.

Cada caso es distinto y las respuestas varían según el historial migratorio de cada persona.

Aquí respondo de forma general a sus dudas. Por favor consulten con un abogado de inmigración para recibir asesoría legal personalizada antes de comenzar cualquier trámite.

Esta es la columna:

Mi difunto padre me pidió en el 2006 cuando él era residente permanente y yo estaba soltera. La petición familiar fue aprobada pero mientras esperaba una visa me casé en la República Dominicana. El Centro Nacional de Visas canceló mi caso al enterarse de mi matrimonio.

Mi primer matrimonio terminó en divorcio. Ahora estoy comprometida con un ciudadano americano y él quiere llevarme a los Estados Unidos después que nos casemos. ¿Actuó correctamente el gobierno al cancelar la petición familiar de mi padre? ¿Podré solicitar la residencia permanente por medio de mi futuro esposo o ya no es posible porque negaron mi caso en el pasado? — Juli T.

Juli, el Centro Nacional de Visas (NVC, siglas en inglés) hizo lo correcto al cancelar la petición familiar que tu padre presentó a tu favor. La ley de inmigración no permite que residentes permanentes incluyan a hijos casados en una petición familiar. Deben permanecer solteros durante todo el proceso de la petición familiar. Si se casan, sus casos se cancelan automáticamente.

Tu futuro esposo podría ayudarte a obtener la residencia permanente si ambos cumplen con todos los requisitos. Él tendrá que presentar una petición familiar a tu favor con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) y demostrar que es ciudadano estadounidense, que están casados legalmente y que el matrimonio es verdadero, o sea que no se están casando solamente con el propósito de que obtengas la residencia permanente.

Si USCIS aprueba la petición familiar, el caso será enviado al NVC para su procesamiento. Durante esta etapa, tendrás que presentar una solicitud de visa de inmigrante y enviar documentación de apoyo para demostrar tu elegibilidad, incluyendo tus actas de nacimiento y divorcio de tu primer marido. Tu futuro esposo también tendrá que probar que él tiene la habilidad económica de mantenerte en los Estados Unidos.

Por favor consulten con un abogado de inmigración antes de comenzar cualquier trámite migratorio.