La Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito autorizó al Gobierno de Estados Unidos a seguir enviando a solicitantes de asilo a México, suspendiendo temporalmente una orden previa del juez de distrito Richard Seeborg que había bloqueado esa política.

El juez Seeborg había decidido días antes que devolver a extranjeros que solicitan asilo a un “territorios continuo” para esperar el procesamiento de sus casos iba en contra de la ley de inmigración. Expresó que no se estaban tomando las medidas necesarias para proteger a los extranjeros en México y ordenó al Gobierno suspender esa práctica. El juez retrasó que su orden entrara en vigor hasta el viernes 12 de abril, para darle tiempo al Gobierno a apelar.

El Gobierno presentó documentos argumentando que Estados Unidos enfrenta “una crisis humanitaria y de seguridad” en la frontera sur y que la política de devolución de solicitantes de asilo es necesaria.

La Corte Federal de Apelaciones falló a favor de la administración del presidente Trump, suspendiendo temporalmente la orden del juez Seeborg, mientras el Gobierno y grupos defensores de inmigrantes la próxima semana presentan nuevos argumentos en el proceso de apelación del caso.