Dos jueces federales emitieron decisiones que ordenan a la administración del presidente Trump a hacer cambios en la manera que están procesando casos de asilo, beneficiando a algunos solicitantes.

El juez federal Richard G. Seeborg ordenó el bloqueo temporal a la política de regresar a solicitantes de asilo a México mientras esperan que una corte de inmigración en los Estados Unidos escuche sus casos.

Por su parte, la jueza federal Marsha J. Pechman ordenó al Gobierno darle a ciertos solicitantes de asilo acceso a audiencias de fianzas ante un juez de inmigración dentro de un plazo de siete días o que se los libere de la  detención.

Ambas decisiones son en respuesta a diferentes demandas judiciales realizadas por grupos defensores de inmigrantes.

Orden impide regreso de solicitantes de asilo a territorios contiguos

El juez federal Richard G. Seeborg dictaminó que el Gobierno debe suspender la práctica de regresar a solicitantes de asilo a México para esperar el procesamiento de sus casos.

Según el juez, la ley de inmigración, que en algunas circunstancias le da autoridad al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) a devolver a ciertos extranjeros a un “territorio contiguo”, no aplica a los demandantes en este caso u otros que se encuentren en una situación similar.

Además, le juez Seeborg dictaminó que la política del DHS no proveee a los extranjeros suficientes protecciones en México donde enfrentan “un riesgo indebido para sus vidas o su libertad”.

La orden del juez Seeborg no obliga al Gobierno a liberar a ningún extranjero que entre ilegalmente al país dentro de los Estados Unidos.

El DHS conserva la autoridad legal para detener a extranjeros que están en procedimientos de expulsión acelerada (expedited removal) o en la corte de inmigración.

La órden del juez Seeborg entrará en vigor el 12 de abril del 2019 para darle tiempo al DHS de solicitar una suspensión (stay, en inglés) del bloqueo temporal mientras el gobierno federal apela la decisión.

Audiencias de fianzas para ciertos solicitantes de asilos detenidos

La jueza federal Marsha J. Pechman emitió un bloqueo temporal que ordena que a más tardar el 5 de mayo del 2019 la Oficina Ejecutiva para Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) haga lo siguiente:

  1. Proveer audiencias de fianza dentro de los siete días posteriores a la solicitud de audiencia de fianza de ciertos solicitantes de asilo y liberar a estas personas cuyo tiempo de detención exceda ese límite.

  2. Requerir que en una audiencia de fianza el DHS demuestre por qué ciertos solicitantes de asilo no deben ser liberados bajo fianza, libertad condicional u otras condiciones.

  3. Grabar la audiencia de fianza y presentar la grabación o la transcripción textual de la audiencia en la apelación.

  4. Producir una decisión por escrito con determinaciones particulares de hallazgos individualizados al concluir la audiencia de fianza.

Las clases de solicitantes de asilo que cubre la orden de la jueza Pechman son los siguientes:

A. Clase de entrevista de temor creíble: todos los solicitantes de asilo detenidos en los Estados Unidos que están sujetos a un procedimiento de expulsión acelerado a quienes no se les proporcionó una determinación de temor creíble dentro de los diez días posteriores a (1) solicitar asilo o expresar un temor de persecución a un funcionario del DHS o (2) la conclusión de cualquier proceso penal relacionado con las circunstancias de su entrada, a falta de una solicitud por parte del solicitante de asilo para una entrevista de miedo creíble retrasada.

B. Clase de audiencia de fianza: Todos los solicitantes de asilo detenidos que ingresaron a los Estados Unidos sin inspección, fueron sujetos inicialmente a un procedimiento de expulsión acelerado, se determinó que tienen un temor creíble de persecución, pero no se les proporciona una audiencia de fianza con una transcripción textual o una grabación de la audiencia dentro de los siete días posteriores a la solicitud de una audiencia de fianza.

Advertencia

No todas las personas son elegibles para beneficios migratorios en los Estados Unidos, incluyendo asilo.

Por lo tanto, es de suma importancia que consulten con un abogado de inmigración con licencia y experiencia en los Estados Unidos antes de viajar al país para determinar sus opciones legales.

Les recuerdo que notarios, consultores de inmigracion, llena papeles y multi-servicios no pueden darles consejos legales.