Judith Gil

Judith Gil enfrenta 17 cargos criminales por ejercer leyes sin autorización y hurto mayor, entre otros cargos. Foto, Facebook.

El Colegio de Abogados de California cerró dos oficinas legales de Judith Gil, la mujer acusada de estafar a docenas de inmigrantes haciéndose pasar por una abogada que podía ayudarles a obtener la residencia legal, cuando no era cierto.

El Colegio de Abogados, que obtuvo una orden judicial para asumir jurisdicción y tomar posesión de las oficinas, también está analizando cuentas bancarias de Gil que deben ser congeladas, y confiscó más de 300 cajas que contienen aproximadamente 1.000 archivos activos de clientes.

Esa cantidad de archivos quiere decir que hay por lo menos mil casos de inmigrantes que pueden haber sido perjudicados y que deben ser atendidos de inmediato.

Gil, originaria de El Salvador y quien operó bajo el nombre comercial de FJA y Asociados en seis diferentes lugares en el área de Los Ángeles, engañó a sus clientes haciéndoles creer que estaba calificada para prestar servicios legales en asuntos de inmigración, con graves consecuencias para varias de las personas que atendió.

La realidad es que nunca obtuvo autorización para ejercer leyes u operar como consultora de inmigración.

Según una investigación realizada por el Departamento de Asuntos de Consumidores y Negocios del Condado de Los Ángeles, Gil mintió a sus clientes, diciéndoles que tenía influencia especial en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) y podía garantizarles resultados en sus casos. También encontraron que no realizó trabajos para los cuales fue contratada y hasta aconsejó a clientes que mintieran a USCIS.

Su falta de acción en un caso hizo que un cliente recibiera una orden de deportación. Otra clienta tuvo que regresar a Guatemala para vivir con su esposo que fue deportado porque Gil no hizo el trabajo para el que la contrataron. Otros clientes tuvieron que contratar a abogados después de que Gil tomó su dinero y abandonó sus casos.

Minerva Gil

Según la investigación, Minerva Gil ayudaba a su madre Judith a operar sus negocios de consultoría de inmigración ilegal. Foto, Facebook.

Gil operaba sus negocios de consultoría de inmigración ilegal junto a su hija Minerva Gil, de 36 años.

La Fiscalía de la Ciudad de Los Ángeles presentó múltiples cargos criminales en contra de ambas mujeres en enero. Gil actualmente enfrenta 17 cargos criminales, incluyendo hurto mayor (grand theft, en inglés) y ejercer leyes sin autorización. Su hija Minerva enfrenta 3 cargos criminales por actuar indebidamente como consultora de inmigración y ejercer leyes sin autorización.

Judith y Minerva Gil deben presentarse en la corte el 12 de marzo de 2019 para declararse inocente o culpable de los cargos.

Víctimas de falsos abogados pueden presentar quejas

El Colegio de Abogados de California (State Bar of California) tiene una unidad dedicada a investigar la práctica legal no autorizada. Eso incluye a personas que brindan asesoramiento legal sin licencia, se anuncian como “notarios” o se hacen pasar por abogados.

Por ley, los consultores de inmigración solo pueden traducir respuestas a preguntas en formularios estatales o federales, obtener copias de documentos y referir a sus clientes a representantes legales. Consultores de inmigración no pueden proveer asesoramiento legal o representar a inmigrantes en la corte. Si lo hacen, podrían ser procesados ​​por práctica no autorizada de la ley.

Si un abogado ha sido inhabilitado o ejerce leyes con licencia suspendida, también se considera que está ejerciendo la práctica legal no autorizada.

Personas que han sido víctimas de personas que practican leyes sin licencia o autorización pueden presentar una queja ante el Colegio de Abogados de California haciendo clic aquí, donde encontrarán instrucciones en español.

No hay costo para presentar la queja y no se le preguntará su estatus legal.