En mi columna Consulta Migratoria® de esta semana, contesto la pregunta de un lector que está considerando no presentarse a su próxima audiencia en la corte de inmigración.

Cada caso es distinto y las respuestas varían según el historial migratorio de cada persona.

Aquí respondo de forma general a sus dudas. Por favor consulten con un abogado de inmigración para recibir asesoría legal personalizada antes de comenzar cualquier trámite.

Esta es la columna:

Soy cubano y estoy en libertad bajo fianza después de estar detenido dos meses por inmigración. No tengo dinero para contratar un abogado y estoy preocupado qué puede pasar con mi caso si no me presento a la corte de inmigración o me represento solo. Quiero presentar una solicitud de asilo y tengo pruebas que creo me permitirían ganar mi caso. ¿Qué debo hacer? –Elías S.

Elías, es sumamente importante que contrates a un abogado para un caso de asilo y que no faltes a tus audiencias en la corte de inmigración. Si no te presentas, perderás el dinero de tu fianza y las autoridades de inmigración podrían arrestarte nuevamente y detenerte hasta que se resuelva tu caso.

Si no apareces a tu audiencia, corres el peligro que ordenen tu deportación, porque no estás ahí para defenderte. El juez de inmigración podría emitir una orden de remoción en contra tuya en tu ausencia si el Gobierno logra demonstrar con evidencia clara y convincente que tú o tu abogado recibieron notificación de la audiencia y eres removible del país.

Existen excepciones si puedes demostrar que no fuiste a tu audiencia por razones excepcionales fuera de tu control. Si no vas a tu audiencia y emiten una orden de remoción, la corte considera que el caso está cerrado. Para que reconsideren tu caso porque tuviste un motivo excepcional fuera de tu control, un abogado tendrá que presentar una moción de reapertura. Eso complica las cosas y el trámite cuesta más dinero.

Si el juez de inmigración emite una orden de remoción válida en contra tuyo, no podrás solicitar ciertas clases de beneficios migratorios por un período de 10 años, incluyendo salida voluntaria, cancelación de remoción y ajuste de estatus.

Los casos de asilo son complicados y difíciles de ganar, por eso necesitas un buen abogado de inmigración. El abogado te ayudará a presentar tu solicitud de asilo y prepararte para tus audiencias en la corte de inmigración.

Hay muy buenos abogados de inmigración en práctica privada y en organización sin fines de lucro. Lo más importante es que te asegures que contrates a un abogado con experiencia y con licencia para ayudarte con tu solicitud de asilo.

Dices poseer pruebas que te permitirían ganar tu caso de asilo. Un abogado puede revisarlas y decirte si esas pruebas son suficientes o no. Esto no es algo que tú puedas hacer sólo.

Si realmente no tienes dinero, puedes acudir a organizaciones sin fines de lucro, que por lo general ofrecen servicios legales gratis o a bajo costo. Pero debido a la gran demanda, a menudo no pueden atender a todas las personas que necesitan ayuda. Ten en cuenta que hay abogados que ofrecen planes de pago para ayudar a personas con dificultades económicas.

Puedes encontrar la lista organizaciones sin fines de lucro autorizadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos haciendo clic aquí.