En una entrevista esta semana, el Presidente Donald Trump dijo que firmará una orden ejecutiva para eliminar la ciudadanía por nacimiento de hijos de extranjeros, estipulada como derecho en la Enmienda 14 de la Constitución de los Estados Unidos.

Muchos medios de comunicación rápidamente reportaron sobre lo que dijo el presidente, quien aún no ha firmado tal orden, causando gran revuelo, indicando que esto afectaría a miles de niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados.

Pero antes de que cunda el pánico, es importante saber que según expertos legales, revocar una enmienda de la constitución no es fácil y no se puede hacer solo con una firma del presidente.

Qué dice la Enmienda 14 de la Constitución

La primera sección 1 de la Enmienda 14 claramente estipula que automáticamente se le otorga la ciudadanía estadounidense a cualquier persona nacida dentro del país y sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos. Esto incluye a personas nacidas en territorios estadounidenses, incluyendo a Puerto Rico, Guam y las Islas Marianas.

En términos legales, la ciudadanía por nacimiento se confiere por jus soli o “derecho de tierra” – el hecho de haber nacido en territorio estadounidense. Existen algunas excepciones, incluyendo hijos de diplomáticos o de fuerzas de ocupación hostiles que nacen en Estados Unidos.

En el siguiente recuadro pueden ver el lenguaje exacto de la cláusula en inglés y su traducción.

texto Enmienda 14

Historia de la Enmienda 14 de la Constitución

El Congreso de los Estados Unidos aprobó la Enmienda 14 en 1866 después de la Guerra Civil. El objetivo fue garantizarle a descendientes de esclavos afroamericanos derechos a la ciudadanía del país donde nacieron.

La enmienda anuló una decisión de la Corte Suprema de 1857, resultado del caso Dred Scott v. Sandford.

La decisión Dred Scott negaba derechos de ciudadanía a personas negras – fueran esclavos o libres – cuyos antepasados fueron importados a los Estados Unidos y vendidos como esclavos. Dred Scott fue un esclavo afroamericano que llevó la lucha por su libertad a las cortes.

La Enmienda 14 surgió para otorgarle el derecho de la ciudadanía a esclavos negros, pero amplió su alcance en 1898 tras una demanda de parte de Wong Kim Ark, un hombre nacido en San Francisco de padres chinos.

Dred Scott - Wong Kim Ark

Dred Scott y Wong Kim Ark.

Wong Kim Ark hizo un viaje a China y cuando regresó a Estados Unidos en 1895 le negaron la entrada al país, argumentando que no era ciudadano, a pesar de tener documentación que comprobaba su nacimiento en San Francisco. En esa época, aún estaba en efecto el Acta de Exclusión China que le negaba a extranjeros chinos la ciudadanía por naturalización y a la cual estaban sujetos sus padres.

Wong Kim Ark llevó su caso a la corte y la Corte Suprema falló a su favor, sosteniendo que el lenguaje sobre ciudadanía la Enmienda 14 abarcaba las circunstancias de su nacimiento, estableciendo el precedente para la interpretación de la cláusula.

Esta es la base actual para otorgar la ciudadanía a la mayoria de niños nacidos en los Estados Unidos, independientemente del origen de sus padres.

Cómo se puede enmendar la Constitución de los Estados Unidos

Se pueden hacer cambios a la constitución por medio de enmiendas, pero no es un proceso fácil.

Según el Artículo V de la Constitución, hay dos formas de proponer y ratificar enmiendas a la Constitución.

Para proponer enmiendas:

  1. Dos tercios de ambas cámaras del Congreso pueden votar para proponer una enmienda
  2. Dos tercios de las legislaturas estatales pueden pedir al Congreso que llame a una convención nacional para proponer enmiendas.

Para ratificar las enmiendas:

  1. Tres cuartas partes de las legislaturas estatales deben aprobarlas
  2. Convenciones de ratificación en tres cuartos de los estados deben aprobarlas.

Debido a lo complicado del proceso, sería díficil proponer e implementar una enmienda a la Constitución que elimine la ciudadanía por nacimiento de hijos de extranjeros. De lograrse, probablemente no aplicaría retroactivamente a personas que ya son ciudadanos estadounidenses.