El juez federal de distrito Andrew Hanen hoy rechazó ordenar al gobierno federal que suspenda el programa DACA – Acción Diferida para los Llegados en la Infancia – implementado por el presidente Barack Obama en 2012 y que actualmente protege a aproximadamente 700.000 jóvenes inmigrantes de una posible deportación.

Hanen es el juez que en el 2015 bloqueó la expansión de DACA y la implementación de DAPA – Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres – que hubiera protegido temporalmente de la deportación a ciertos padres de ciudadanos o residentes permanentes de Estados Unidos.

Pero en su fallo de hoy detallado en un documento de 117 páginas, el juez decidió no emitir un bloqueo preliminar (preliminary injunction, en inglés) de DACA y dijo que Texas y los otros seis estados que entablaron una demanda para eliminar DACA en mayo del 2018 no lograron demostrar que continuar el programa causaría un daño irreparable, tomando en cuenta que tardaron cuatro años desde su primera demanda para presentar sus reclamos en contra de DACA.

El juez también señaló que los estados podrían haber incluido en su demanda del 2014 la cancelación total de DACA, pero no lo hicieron. Razón por la cual el argumento legal de daño irreparable de un programa vigente hace seis años no puede prevalecer.

Aunque el juez Hanen cuestionó la legalidad del programa, argumentó que suspender DACA causaría más daño a los beneficiarios del programa.

“DACA es un programa popular y uno que el Congreso debería considerar ahorrar. Desafortunadamente, el Poder Judicial no es la rama del gobierno diseñada para rescatar un programa que debería haber emanado del Congreso”, escribió Hanen en su extensa opinión. “Este Tribunal no sucumbirá a la tentación de dejar de lado los principios legales y sustituir su juicio en lugar de la acción legislativa. Si la nación realmente quiere tener un programa DACA, le corresponde al Congreso decirlo.”

Es muy probable que los estados demandantes – Texas, Alabama, Arkansas, Carolina del Sur, Luisiana, Nebraska y Virginia Occidental – apelen la decisión y el caso sea eventualmente evaluado por la Corte Suprema de Estados Unidos.

ADVERTENCIA: Aún no se están aceptando ni procesando nuevas solicitudes de DACA. Hasta el momento, las decisiones legales solo permiten la reinscripción de personas que ya están en el programa.

Tampoco se están aceptando solicitudes para el permiso de ingreso anticipado (advanced parole, en inglés) para personas en DACA.