Reafirmando su postura de “cero tolerancia”, el Fiscal General de los Estados Unidos Jeff Sessions advirtió ayer que el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, siglas en inglés) procesará penalmente a inmigrantes que ilegalmente crucen la frontera. También afirmó que enjuiciará a padres por hacer contrabando humano si tratan de entrar ilegalmente al país con niños, separándolos de sus hijos al momento de procesarlos.

En un discurso realizado en Arizona, indicó que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) y el DOJ unirán fuerzas para procesar todos los casos que sean “humanamente posibles” y para lograrlo, ha enviado a 35 fiscales al sudoeste y trasladado a 18 jueces de inmigración a la frontera.

La iniciativa anunciada ayer sigue el curso de las nuevas normas de inmigración que el Gobierno comunicó en febrero del 2017, cuyo propósito es aumentar la detención y acelerar la deportación de indocumentados en el país.

Las medidas que anunció el Fiscal General Sessions no impedirá a inmigrantes que legalmente soliciten asilo en una garita o puerto fronterizo.

En su discurso, Sessions afirmó que se hará cumplir la ley para detener la “estampida” de indocumentados al país.

Parte de discurso de Sessions, traducido al español:

“El mes pasado, implementé una política de “cero tolerancia” para las entradas ilegales en nuestra frontera del sudoeste remitidas por el Departamento de Seguridad Nacional.

Hoy, el Departamento de Seguridad Nacional se está asociando con nosotros y comenzará una nueva iniciativa que resultará en referir el 100% de los cruces fronterizos ilegales del sudoeste al Departamento de Justicia para su enjuiciamiento. Y el Departamento de Justicia tomará tantos casos como sea humanamente posible hasta que lleguemos al 100%.

Si cruzas la frontera de forma ilegal, te procesaremos. Es así de simple.

Si traficas con extranjeros ilegales a lo largo de nuestra frontera, entonces te procesaremos.

Si estás contrabandeando a un niño, entonces te procesaremos y te separaremos de ese niño, según lo exije la ley. Si no te gusta eso, entonces no pases niños de contrabando por nuestra frontera.

Si haces declaraciones falsas a un funcionario de inmigración o cometes fraude en nuestro sistema para obtener un beneficio de inmigración, eso es un delito grave (felony). Te pondremos en la cárcel.

Si ayudas a otros a hacerlo, también es un delito grave.

Para llevar a cabo y hacer cumplir estas nuevas e importantes políticas, he enviado 35 fiscales al sudoeste y he trasladado a 18 jueces de inmigración a la frontera. Estos son jueces de supervisión que actualmente no tienen casos pendientes y podrán trabajar tiempo completo para movilizar estos casos. Eso será un aumento del 50% en el número de jueces de inmigración que manejarán las solicitudes de asilo.

Todo lo que hacemos en el Departamento de Justicia está dedicado a reducir el crimen en los Estados Unidos.”

Penalidades criminales por violar la ley de inmigración

El Gobierno tiene el derecho y capacidad de enjuiciar criminalmente a personas que violen la ley de inmigración. Esto no es algo nuevo. Es un derecho otorgado por el Congreso de Estados Unidos que ha existido por muchos años.

La ley de inmigración estipula que se puede procesar criminalmente a personas que violan las leyes de inmigración, incluyendo aquellos que:

(1) ingresan o intentan ingresar a los Estados Unidos en cualquier momento o lugar que no sea designado por funcionarios de inmigración.

(2) eluden la examinación o inspección de funcionarios de inmigración.

(3) intentan ingresar o obtienen ingreso a los Estados Unidos haciendo representaciones falsas, mintiendo u ocultando deliberadamente algún hecho material.

(4) motivan o ayudan a personas extranjeras a entrar y vivir ilegalmente a los Estados Unidos.

(5) reingresan o intentar reingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Recomendaciones

Nunca se recomienda que extranjeros entren ilegalmente al país, especialmente si la persona tiene vías legales para hacerlo.

Antes de tratar de hacer la travesía a Estados Unidos, arriesgar la vida en el camino, pagar miles de dólares a coyotes o contrabandistas que los pueden estafar, abandonar o matar, y correr el riesgo de ser capturado en la frontera y deportado, consulten con un abogado de inmigración con licencia en los Estados Unidos para ver si tienen opciones para entrar legalmente al país.

Extranjeros que actualmente se encuentran acusados de violar criminalmente las leyes de inmigración deben de contratar a un abogado criminalista para que los defienda en la corte federal. También, no deben declararse culpable de ningún crímen hasta que hayan tenido la asesoría de un abogado de inmigración en los Estados Unidos.