En mi columna Consulta Migratoria® de esta semana explico por qué deben reportar a personas que defraudan a inmigrantes cuanto antes sin temor.

Esta es la columna:

Personas sin escrúpulos siguen acechando a inmigrantes que necesitan arreglar su condición legal en los Estados Unidos, estafándolos y poniendo en riesgo su situación en el país.

Tres casos recientes en el área de Los Ángeles ponen en evidencia el descaro de algunos notarios, consultores de inmigración, falsos abogados y personas que ilegalmente ofrecen servicios de inmigración, y las terribles consecuencias de sus actos. Pero también demuestra la importancia de reportarlos a penas se descubre que están cometiendo fraude.

Si usted o alguien que conoce fue engañado por uno de estos charlatanes inescrupulosos que juegan con la vida y futuro de inmigrantes, es imprescindible denunciarlo. No sólo porque usted resultó afectado, sino porque está en sus manos impedir que estos malhechores estafen a otras personas y que las autoridades los procesen por sus crímenes.

Entre marzo y abril del 2018, por ejemplo, autoridades en California tomaron acción legal en contra de cuatro estafadores que se hacían pasar por abogados de inmigración cuando no lo eran. Edgardo Antonio Guerrero, Hector Humberto Guerrero, Jessica Godoy Ramos y Romina Aida Zadorian estafaron a cientos de personas en el condado de Los Ángeles. Lo peor de todo es que en algunos casos lo estuvieron haciendo durante años sin consecuencias – hasta ahora.

Edgardo Antonio Guerrero y Hector Humberto Guerrero de la Oficina Guerrero

Edgardo Guerrero, un salvadoreño de 68 años que operó la Oficina Guerrero durante aproximadamente tres décadas fue arrestado el 22 de marzo acusado de múltiples cargos criminales. Entre ellos, la práctica ilegal de abogacía, robo en mayor cuantía, y ofrecer de servicios de asesoría de inmigración sin tener un seguro, aunque ya salió libre tras pagar una fianza de $80.000 dólares.

La Fiscalía del Estado de California acusó a Edgardo Guerrero y su hermano, Hector Humberto Guerrerode 47 años, de estafar a inmigrantes y recobró cientos de archivos migratorios durante el cateo del negocio de los acusados. Los hermanos Guerrero cobraron miles de dólares por trámites para los cuales no estaban legalmente capacitados para ofrecer. Ninguna de sus víctimas obtuvieron estatus legal como resultado de sus acciones fraudulentas.

Los hermanos Guerrero estuvieron defraudando a inmigrantes por muchos años. No se puede creer que no hayan sido arrestado antes. Por eso es tan importante denunciar a estafadores como los hermanos Guerrero, que se aprovechan de la vulnerabilidad de inmigrantes que desesperadamente buscan una vía legal para permanecer en los Estados Unidos.

Jessica Godoy Ramos

El caso de Godoy Ramos demuestra la necesidad de verificar las credenciales del proveedor de servicios legales. 

La Oficina del Fiscal Federal del Distrito Central de California acusó a Godoy Ramos de robarle la identidad a una abogada de Nueva York, presentar algunas solicitudes de inmigración usando el nombre de la verdadera abogada, y en otros casos, cobrar miles de dólares por trámites que nunca realizó.

Godoy Ramos le hizo daño a aproximadamente 50 víctimas. Algunos de sus clientes se dieron cuenta del engaño cuando, enviados por la falsa abogada, acudieron a citas en oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS). Allí se enteraron que esas citas nunca fueron programadas.

Godoy Ramos de 37 años se declaró culpable de cometer fraude postal y el 18 de abril del 2018 fue sentenciada a pasar 15 meses en prisión y regresarle casi $30.000 dólares a algunas de las víctimas identificadas por las autoridades. Cuando salga de la cárcel, tendrá que permanecer seis meses bajo detención domiciliaria.

Romina Aida Zadorian

Esa misma semana, la Fiscalía del Condado de Los Ángeles, California presentó 112 cargos criminales en contra de Romina Aida Zadorian, conocida también como Romina Zadourian Mancha. La mujer de 48 años, quien presuntamente se hizo pasar como abogada, defraudó a por lo menos 82 inmigrantes, robándoles por lo menos $630.817 dólares.

Zadorian atendió a clientes desde su casa durante por lo menos tres años. Prometía rápido procesamiento de visas, peticiones familiares y otros trámites migratorios, afirmándole a sus víctimas que trabajaba para el gobierno y tenía conexiones especiales, pero la realidad era que cobraba el dinero sin realizar los servicios.

Zadorian se declaró no culpable de todos los cargos. Detenida con una fianza de $1,2 millones de dólares, enfrenta a una condena de hasta 60 años en una prisión estatal si la encuentran culpable.

Hagan denuncia sin temor de represalias

Estafadores se aprovechan del temor de muchos inmigrantes indocumentados en reportar abusos y crímenes. En algunos casos, tienen miedo de hacer una denuncia porque piensan que se convierten en un blanco de las autoridades migratorias y podrían ser deportados. Ese no es el caso.

Notarios, consultores de inmigración, falsos abogados y personas que ilegalmente ofrecen servicios de inmigración están violando la ley y sus víctimas tienen ciertas protecciones.

Si el temor de acudir a la policía es demasiado grande, pueden denunciar a estafadoresa la oficina de protección del consumidor de la ciudad o estado donde vive.

Se buscan a más víctimas

Las autoridades creen que más personas pueden haber sido víctimas de los hermanos Guerrero, Godoy Ramos y Zadorian y urgen que presenten denuncias en su contra.

Si usted o alguien que conoce fue afectado por los hermanos Guerrero o Jessica Godoy Ramos debe contactar al Departamento de Asuntos del Consumidor y Asuntos Comerciales del Condado de Los Ángeles inmediatamente llamando al 213-974-1452.

Personas afectadas por Romina Aida Zadorian deben contactar a la Oficina de Protección del Consumidor del Fiscal del Condado de Los Ángeles inmediatamente llamando al 213-257-2465.

Cómo evitar ser víctima de fraude

Llevo años reportando casos de falsos abogados que estafan a inmigrantes, incluyendo los casos de Gloria Saucedo, Eddie Bonilla, Oswaldo Rafael Cabrera, Sara Arcelia Salcido, Jesus Luna Lozano, Yehlen “Mary” Dorothea Brooks, Judith Palma, Bemilda “Linda” Asunción Ruiz, Helaman Hansen, Eduardo Juarez, Rose Sánchez-Cañete, Maylin Silva.

Lamentablemente, los casos de los hermanos Guerrero, Godoy Ramos y Zadorian son otros ejemplos de como falsos abogados hacen daño a la comunidad inmigrante.

Por favor tengan cuidado y hagan clic aquí para leer consejos sobre cómo evitar ser víctima de fraude migratorio.