En mi columna Consulta Migratoria® de esta semana explico cómo evitar ser víctima de abogados sin escrúpulos.

Esta es la columna:

En toda profesión hay algunas malas manzanas. Lamentablemente, también existen personas inescrupulosas en el ámbito legal, incluyendo a abogados, aunque son una minoría.

El problema es que un solo abogado sin escrúpulos puede causar mucho daño. Periódicamente me entero de casos que me enfurecen, porque no deberían ocurrir – como el de la ex abogada de inmigración Yehlen “Mary” Dorothea Brooks, quien se declaró culpable de 15 cargos de hurto mayor por defraudar a decenas de inmigrantes que pagaron miles de dólares por servicios que no brindó. La mujer había perdido su licencia para practicar leyes, pero siguió atendiendo a clientes ilegalmente.

Es repugnante lo que la ex abogada Brooks le hizo a sus clientes y espero que le caiga encima todo el peso de la ley. Le agradezco a la Fiscalía del Estado de California por investigar y enjuiciarla, pero es necesario que sean más activos en identificar y castigar a personas que estén acechando a inmigrantes para estafarlos.

Mientras tanto, si necesitan a un abogado de inmigración, es muy importante investigar sus credenciales y licencia antes de contratarlo, para evitar ser víctima de mala práctica o fraude.

Qué hacer antes de contratar a un abogado

  1. Pida ver la licencia del abogado que lo autoriza para ejercer leyes.
  2. Pregunte en qué estado está matriculado.
  3. Verifique que la licencia esté vigente. Puede hacer eso llamando al Colegio de Abogados donde está matriculado y que emitió su licencia para ejercer leyes.
  4. Averigüe si el abogado alguna vez ha sido disciplinado, suspendido o expulsado. Puede hacer esto visitando el sitio web del Oficina Ejecutiva de Revisión de Casos de Inmigración (Executive Office for Immigration Review o EOIR). Puede encontrar más información sobre abogados disciplinados por el EOIR haciendo clic aquí.
  5. Pregunte cuánta experiencia tiene el abogado y cuánto éxito ha tenido en resolver casos similares al suyo.

Qué hacer después de contratar a un abogado

  1. Obtenga un acuerdo de servicios legales escrito que detalle el trabajo legal que se hará en su caso. Todo lo que le prometa el abogado debe ponerlo por escrito. Recuerde, “lo escrito, escrito está y a las palabras se las lleva el viento”.
  2. Obtenga un recibo de todo pago que haga.
  3. Dele al abogado copias de sus documentos migratorios y de identidad y mantenga siempre los documentos originales.
  4. Obtenga copias de todas las solicitudes y evidencia de apoyo enviadas al gobierno federal.

Causa de alarma

Seguramente ha escuchado en numerosas ocasiones el refrán: Si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo es.

Entiendo la necesidad de creer en una solución a nuestros problemas, aunque sea dudoso o riesgoso. Pero hay que ser realistas y cautelosos.

Nunca contrate a un abogado que le promete resultados garantizados o que le dice conocer gente dentro del gobierno federal que le puede hacer que sus papeles se procesen rápido. Quien le diga eso está mintiendo.

Las decisiones del gobierno sobre casos migratorios a veces son impredecibles, y definitivamente, no son rápidas.

Evite abogados que le sugieren mentir en sus trámites migratorios, que no le explican la razón porque están solicitando un beneficio migratorio o que le piden que firme documentos en blanco.

Recuerden, cuando ustedes firman esos documentos, están jurando que están diciendo la verdad y que entienden el contenido de las solicitudes.

Firmar documentos en blanco o mentir en trámites migratorios podría acarrear graves consecuencias legales para usted y para su caso.