James Bradley Jr.

Foto de izquierda (captura de video): James Bradley Jr. el 24 julio tras ser transportado a la corte; a la derecha, foto policial tras un arresto en el 2004 (cortesía Sheriff de Hillsborough County).

El conductor de un camión acusado de una operación ilegal de contrabando de extranjeros que resultó en 10 muertes, se declaró culpable de esos cargos en una corte federal en San Antonio el lunes, 16 de octubre del 2017.

James Matthew Bradley Jr., de 61 años, aceptó su culpabilidad a un cargo de conspiración para transportar a inmigrantes resultando en muerte y otro por transportar a inmigrantes con resultado mortal.

Al declararse culpable, Bradley admitió que el 23 de julio de 2017, conspiró para transportar extranjeros indocumentados a los Estados Unidos para obtener ganancias económicas.

Su caso no irá a juicio, evitando una posible condena de muerte. Sin embargo, Bradley podría ser condenado a cadena perpetua en prisión federal cuando le dicten sentencia el 22 de enero del 2018. Mientras tanto, continúa preso.

Bradley aceptó entregar al gobierno de su camión, aproximadamente $5,600 dólares en efectivo y una pistola de calibre .38 recuperada desde el interior de la cabina de su remolque.

Según informes policiales, al menos 39 inmigrantes, la mayoría mexicanos, viajaban hacinados, expuestos a temperaturas de más de 100°F (38°C) dentro del remolque encontrado en el estacionamiento de un Walmart en San Antonio en julio de este año. Sin embargo, sobrevivientes afirmaron que durante esa travesía se habían transportado entre 70 y 200 personas. Ocho personas murieron dentro del camión y otras dos en el hospital.

Dentro de ese grupo, Bradley transportó a por lo menos cuatro menores de 14 a 17 años.

Otro acusado, Pedro Silva Segura, un indocumentado de 47 años que vive en Laredo, Texas, aún enfrenta dos cargos de conspiración por transportar y albergar a inmigrantes indocumentados para obtener ganancias económicas, resultando en muerte, lesiones corporales graves, y poniendo vidas en peligro, además de dos cargos de transportar extranjeros indocumentados resultando en lesiones corporales graves y poniendo vidas en peligro.

Silva, quien continúa detenido en Laredo sin derecho a fianza, será transferido a San Antonio. Aún no se fijó la fecha de su juicio.