Una mujer de Los Ángeles le robó la identidad a una abogada de Nueva York y, usando sus credenciales, estafó a varios inmigrantes, cobrándoles miles de dólares por supuestos trámites migratorios que nunca realizó, aseguran autoridades federales.

Jessica Godoy Ramos, de 36 años, que enfrenta cargos criminales de fraude postal y robo de identidad agravado, se entregó a las autoridades el miércoles, 27 de septiembre.

Según la Oficina del Fiscal Federal del Distrito Central de California, la acusada supuestamente empezó a estudiar leyes, pero nunca se recibió de la universidad. Sin embargo, le hizo creer a sus clientes que era abogada.

Autoridades federales comenzaron a investigar a Godoy Ramos en febrero, cuando agentes del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) les notificaron que al menos cinco clientes de la mujer fueron a las oficinas de USCIS en el centro de Los Ángeles para recoger sus “Tarjetas Verdes” inexistentes.

La declaración jurada de la demanda alega que Godoy Ramos presentó peticiones de inmigración en nombre de algunos inmigrantes, pero en otros casos nunca realizó los trámites legales para los cuales sus clientes le pagaron miles de dólares.

En al menos un caso, Godoy Ramos falsificó un documento de permiso de ingreso anticipado (advance parole) que una de sus clientes usó para regresar a los Estados Unidos.

Investigadores estiman que Godoy Ramos defraudó a por lo menos 80 inmigrantes.

Si es encontrada culpable de los cargos, Godoy Ramos podría enfrentar una pena de hasta 20 años en una prisión federal por fraude postal y una sentencia consecutiva obligatoria de dos años por el cargo de robo de identidad agravado.

Este es otro ejemplo de como falsos abogados hacen daño a la comunidad inmigrante. Por favor tengan cuidado y hagan clic aquí para leer consejos sobre cómo evitar ser víctima de fraude migratorio.