Judith Palma

Judith Palma, arrestada en febrero del 2017, se declaró culpable de 17 cargos por estafar a inmigrantes.

Judith Palma, una hondureña que también se hacía llamar Roma Smith, fue sentenciada a 10 años de prisión por estafar a más de 30 inmigrantes a quienes les había prometido ayudar a obtener estatus legal y tramitar documentos de inmigración en los Estados Unidos.

Palma se declaró culpable de 17 delitos mayores (felonies) de robo este pasado jueves, 17 de agosto – seis meses después de su arresto en Indianápolis, Indiana el 10 de febrero de este año.

La fiscalía la acusó de robarle casi $68,000 dólares a 31 inmigrantes por servicios fraudulentos. Sin embargo, se cree que Palma puede haber victimizado hasta 170 personas.

Según las autoridades, Palma conoció a sus víctimas en iglesias y les ofrecía sus servicios, asegurándoles que tenía a una conexión en la Oficina de Inmigración de Indianápolis que la ayudaba a conseguir la residencia permanente legal y otros documentos para inmigrantes indocumentados.

Además de la sentencia de prisión, se le ordenó a Palma pagar $274,113 dólares de restitución a sus víctimas.

No es la primera vez que la hondureña es acusada de estafar a inmigrantes. En el 2009, Palma se declaró culpable de un fraude similar en Indianápolis. Fue sentenciada a dos años de prisión y fue deportada. Pero reingresó al país y retomó sus actividades fraudulentas hasta su arresto.

Le agradezco a la Fiscalía del Condado de Marion, Indiana por investigar y enjuiciar a Judith Palma. En especial quiero agradecerle a los abogados, investigadores e interpretes de la Division del Gran Jurado y al Fiscal Terry R. Curry por todo el trabajo que han hecho para ayudar a la comunidad inmigrante.