El Secretario de Seguridad Nacional John Kelly revocó formalmente el memorandum que creó el programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (Deferred Action for Parental Accountability, DAPA, siglas en inglés) cuyo objetivo era proteger temporalmente de la deportación a ciertos padres de ciudadanos o residentes permanentes de Estados Unidos.

Kelly anunció la revocación de DAPA porque no hay una vía legal para seguir adelante con esa acción ejecutiva luego que fuera impugnada en las cortes. Al mismo tiempo reafirmó por medio de un memorandum legal que el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) continuará en vigor – por el momento.

DAPA y la expansión de DACA fueron medidas ejecutivas anunciadas por el Presidente Barack Obama en noviembre del 2014, pero nunca entraron en vigor porque 26 estados entablaron una demanda cuestionando su legalidad. Un juez federal en Texas bloqueó su implementación.

Tras varias maniobras legales, el caso llegó hasta la Corte Suprema, pero ante un empate de los 8 jueces, quedó reafirmada la decisión de la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans que ratificó el bloqueo de DAPA y la expansión de DACA, que ofrecía darle acción diferida a más jóvenes inmigrantes y extender sus permisos de trabajo por tres años.

Aunque por el momento personas amparadas bajo DACA están a salvo, no hay certeza sobre qué sucederá con el programa, si habrán cambios o será eventualmente eliminado.

Recuerden que DACA es temporal y puede ser eliminado. Si tienen DACA, consulten con un abogado de inmigración lo más pronto posible para ver si tienen alguna vía legal para obtener la residencia permanente.