Jose Francisco Grijalva Monroy

José Francisco Grijalva Monroy fue deportado el 9 de junio del 2017 a El Salvador por abusar a los derechos humanos cuando sirvió en el ejercito salvadoreño antes de inmigrar a los Estados Unidos. (Foto: ICE)

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) hoy expulsó de los Estados Unidos a José Francisco Grijalva Monroy, de 49 años, por su participación en actos de tortura y violación de derechos humanos cuando sirvió en el ejército salvadoreño.

Grijalva Monroy fue entregado a las autoridades de inmigración en El Salvador.

Según documentos judiciales, Grijalva Monroy testificó que como soldado del ejército salvadoreño torturó a presuntos guerrilleros colgándolos de árboles y golpeándolos. También admitió que ató a presuntos guerrilleros a la parte posterior de un Jeep del ejército, arrastrándolos hasta arrancarles la piel.

El proceso de remoción de Grijalva Monroy tomó más de seis años.

Un juez de inmigración de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración había ordenado su deportación a El Salvador el 28 de febrero del 2011, pero el exsoldado apeló la decisión. Su apelación fue desestimada por la Junta de Revisión de Inmigración el 16 de agosto del 2012.

Tomó otros cinco años para efectuar la remoción y traslado de Grijalva Monroy a El Salvador.

Grijalva Monroy fue arrestado en febrero de este año en Apalachicola, Florida, donde vivía y trabajaba desde hace 20 años.

Una portavoz de ICE no quiso dar más detalles sobre qué paso durante el lapso de tiempo entre el rechazo de la apelación Grijalva Monroy y su arresto.

La Oficina del Jefe de Asesoría de ICE en Orlando litigó el caso de Grijalva Monroy con el apoyo de la Sección de Derecho de Derechos Humanos y el Centro de Violadores de Derechos Humanos y Crímenes de Guerra de ICE, que se dedica a identificar, rastrear y enjuiciar a abusadores de derechos humanos.

Desde el 2003, ICE ha removido de los Estados Unidos a 785 personas involucradas en violaciones de derechos humanos.

Bajo el Acta Ley de Inmigración y Nacionalidad, el gobierno federal puede deportar o no admitir a los Estados Unidos a inmigrantes que han torturado o asesinado a personas en el pasado.