La Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito falló ayer a favor de una demanda entablada por el salvadoreño Jesús Ramírez, que permite a ciertos inmigrantes indocumentados amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS) convertirse en residentes legales permanentes.

En su demanda, Ramírez argumentó que aunque entró ilegalmente a los Estados Unidos, al darle el TPS en el 2001 el Gobierno federal legitimó su entrada a los Estados Unidos.

Si el Gobierno federal no apela la decisión del juez de distrito federal Thomas Zilly, significaría que una persona con TPS, que cumpla con todos los requisitos, podría convertirse en residente legal permanente dentro del país.

Quiénes calificarían

Personas en el TPS, incluyendo salvadoreños, nicaragüenses y hondureños, que viven en estados bajo la jurisdicción de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito: Alaska, Arizona, California, Idaho, Montana, Nevada, Oregón y Washington.

Para obtener la residencia dentro de los Estados Unidos el inmigrante con TPS debe:

* Estar casado con un ciudadano estadounidense o
* Tener hijos estadounidenses mayores de  21 años de edad
* Ser admisible al país y no haber cometido ciertos actos que los descalifiquen, incluyendo tener ciertos antecedentes criminales o una orden de deportación

Toda persona deben consultar con un abogado de inmigración antes de iniciar cualquier trámite migratorio.

Cuál sería el proceso

Cónyuges o hijos estadounidenses deberán presentar una petición familiar a favor del inmigrante con TPS junto con una solicitud de ajuste de estatus para hacer el trámite dentro de los Estados Unidos.

Se puede apelar el fallo

El Gobierno federal tiene 90 días para apelar la decisión de la Corte de Federal de Apelaciones del Noveno Circuito.

Si no apela la decisión, el fallo del juez queda como ley, permitiendo que inmigrantes con TPS casados con ciudadanos o que tengan hijos ciudadanos mayores de 21 años de edad puedan obtener la residencia permanente dentro de Estados Unidos.

Al no tener que salir del país para hacer el trámite consular, no se impondría la ley del castigo que no permite el regreso de una persona que ha vivido ilegalmente en el país por un periodo de 3 ó 10 años.

Antecedente

Anteriormente, la Corte Federal de Apelaciones del Sexto Circuito había emitido una decisión similar amparando a todas las personas dentro de su jurisdicción en los estados de Kentucky, Michigan, Ohio y Tennessee.