Con el fin de modernizar y mejorar varios aspectos de algunos programas de visas de inmigrante y no inmigrante basadas en empleo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) ha publicado una regla final anunciando que el 17 de enero de 2017 entran en vigor modificaciones de ciertos reglamentos que beneficiarán a empleadores y trabajadores.

Las modificaciones facilitarán el proceso para que empleadores estadounidenses contraten y retengan a ciertos trabajadores extranjeros cuyas peticiones de visas de inmigrante basadas en empleo fueron aprobadas y que están esperando convertirse en residentes permanentes legales.

Ventajas de las modificaciones

  • Mejora la manera en que el USCIS procesa y decide solicitudes de beneficios migratorios.
  • Permite a empleadores estadounidenses emplear y retener ciertos trabajadores altamente cualificados que tengan peticiones aprobadas de visas de inmigrantes basadas en el empleo (peticiones con Formulario I-140).
  •  Provee estabilidad y flexibilidad laboral a esos trabajadores.
  •  Aumenta la posibilidad de estos trabajadores de aceptar promociones y cambiar de posiciones con sus empleadores actuales.
  •  Permite cambiar de empleadores y buscar otras oportunidades de empleo.
  •  Permite a algunos beneficiarios de peticiones I-140 previamente aprobadas mantener la validez de una petición bajo ciertas circunstancias, por ejemplo, si un empleador retira la petición aprobada o cierra la empresa.
  •  Permite que algunas personas altamente cualificadas que están en los Estados Unidos con estatus de no inmigrante E-3, H-1B, H-1B1, L-1 u O-1, incluido cualquier periodo de gracia, puedan solicitar una autorización de empleo por separado, por un plazo limitado, bajo ciertas circunstancias.
  •  Establece dos periodos de gracia de hasta 10 días para las personas que están bajo las clasificaciones E-1, E-2, E-3, L-1 y TN de no inmigrante para darles un plazo razonable para prepararse a comenzar el empleo en el país y para que salgan de Estados Unidos o tomen otras acciones para extender, cambiar o mantener de alguna otra manera su estatus legal.
  •  Establece un periodo de gracia de hasta 60 días consecutivos para que ciertos trabajadores no inmigrantes puedan buscar un nuevo empleo y extensión de su estatus de no inmigrante si su trabajo culmina antes que termine su autorización de empleo.
  •  Extiende automáticamente la autorización de empleo y la validez de los Documentos de Autorización de Empleo (EAD o Formularios I-766) para ciertas personas que soliciten la renovación de su EAD.
  •  Elimina el requisito que USCIS procese y apruebe el Formulario I-765, Solicitud de Autorización de Empleo, dentro de los 90 días a partir de la presentación de la solicitud.

Para más información, visite la página Trabajar en los Estados Unidos del sitio oficial de USCIS.