Esta semana en mi columna Consulta Migratoria® explico porque recomiendo que no infunda el pánico entre inmigrantes indocumentados ante el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Esta es la columna:

Donald J. Trump fue elegido como el próximo presidente de los Estados Unidos.

Su elección ha generado preocupación en la comunidad inmigrante indocumentada porque el Sr. Trump ha sido crítico sobre la inmigración ilegal en este país, advirtiendo que hará cumplir las leyes de inmigración.

Pero no hay que tener pánico. Aunque es posible que el presidente-electo Trump siga adelante con la propuesta migratoria que promovió durante su campaña política, no es necesariamente lo que se implementará por su administración cuando asuma la presidencia el 20 de enero del 2017.

El plan migratorio propuesto por la campaña política del Sr. Trump incluye la deportación de personas con antecedentes criminales y cancelación del programa de acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, siglas en inglés).

Pueden leer el plan migratorio de la campaña política del Sr. Trump haciendo clic aquí (inglés) y aquí (traducción en español de Google).

Mi expectativa es que DACA no se cancele de forma repentina ni que todos lo inmigrantes indocumentados sean deportados. Aunque no se cancele de inmediato, es posible que el Sr. Trump cumpla con su promesa de terminar con DACA, ya que es un programa temporal.

Ante esta eventualidad, recomiendo que personas elegibles se inscriban o reinscriban en DACA lo más pronto posible. Es preferible estar bajo la protección de DACA que no tener nada.

Sé que es difícil, pero mantengan la calma. Ahora más que nunca, deben evitar problemas con la ley, seguir pagando sus impuestos, ahorrar lo más que puedan y tener un plan de acción en caso de ser detenidos por las autoridades migratorias.

También, es importante que consulten con un abogado de inmigración o un representante acreditado por la Junta de Apelaciones de Inmigración para que evalúe su situación, vea si existe alguna vía para obtener un estatus legal temporal o permanente y les ayuden a preparar un plan de acción.

Este no es el momento de buscar asesoría de personas sin la experiencia necesaria. Asegúrense de ir con un abogado de inmigración o representante acreditado que tenga licencia, experiencia y la habilidad de realizar trámites migratorios de forma correcta sin perjudicar su situación actual.

También, verifiquen que el representante legal autorizado no tenga un historial criminal o que haya sido disciplinado por autoridades legales. Por favor, no vayan a notarios, consultores de inmigración, llena papeles, activistas comunitarios o multi-servicios porque estas personas no están autorizadas para darles consejos legales.

Los mantendré informados de nuevos acontecimientos.