Rosa Sánchez Canete(Foto: Policía del Condado de Fairfax)

Rosa Sánchez Canete(Foto: Policía del Condado de Fairfax)

Rose Sánchez-Cañete es culpable de estafar a inmigrantes. Esa fue la determinación de un jurado del condado de Fairfax en Virginia ayer, al concluir el juicio en su contra.

Tras evaluar la evidencia y escuchar testimonios en el juicio que comenzó el lunes 15 de agosto, el jurado recomendó que Sánchez-Cañete cumpla una sentencia de 2 años de cárcel y pague $5.000 en multas por prometer falsamente conseguirle la residencia permanente a dos inmigrantes indocumentados, cuando en realidad no tenían ninguna posibilidad de obtener estatus legal.

Sánchez-Cañete, de 48 años, también conocida como Rose Marie Sanchez Canete, es la directora ejecutiva de la organización Latino Federation of Tenants Association (LAFEOTA, siglas en inglés) en Alexandria, que presuntamente prestaba servicios legales de inmigración.

Según el diario The Washington Post, desde 1996, la Barra de Abogados del Estado de Virginia ha investigado a directores de la organización 10 veces por sospecha de fraude. Pero se descartaron todas las quejas menos una por falta de pruebas y cooperación de testigos que podrían haber temido represalias sobre su situación ilegal en el país.

“Los inmigrantes perdieron más de $5.000 dólares por las acciones del Sánchez-Cañete”, dijo Rachel Roberts, una abogada de la Oficina del Fiscal del Condado de Fairfax en el Estado de Virginia.

Aunque ya concluyó este juicio, Roberts dice que si aparecen más personas acusando a Sánchez-Cañete de estafas, podría abrirse una nueva investigación que lleve a presentar más cargos en su contra. También, aseguró que su oficina seguirá investigando y enjuciará a otras personas que cometan fraude en contra de la comunidad inmigrante.

Sánchez-Cañete deberá regresar a la corte criminal el 18 de noviembre del 2016 para ser sentenciada. El juez podría aceptar la sentencia recomendada por el jurado o sentenciar a Sánchez-Cañete a entre 1 a 20 años de cárcel y pagar una multa de $2.500 dólares por cada caso del cual ha sido encontrada culpable.

Mientras tanto, si usted o alguien que conoce fue víctima de Sánchez-Cañete u otra persona asociada con LAFEOTA, llame a la abogada Rachel Roberts de la Oficina del Fiscal del Condado de Fairfax del Estado de Virginia al 703-246-2776.

Si piensan que han sido víctimas de estafa migratoria por algún otro consultor de inmigración o notario, repórtenlo a las autoridades del estado donde usted vive y a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos llamando al 1-877-382-4357.

Es muy importante que no se queden callados si han sido víctimas de Sánchez-Cañete o cualquier otra agencia o individuos que operan ilegalmente. Solo así podrá caer el peso de la ley sobre estas personas y cerrar negocios que se aprovechan de inmigrantes.

El caso de Sánchez-Cañete es una victoria en la lucha contra notarios y consultores de inmigración que han estafado a inmigrantes, aprovechándose de su vulnerabilidad y necesidad de buscar un estatus legal en los Estados Unidos.