El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) hoy pre-anunció la extensión del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para El Salvador.

Estas personas podrán permanecer bajo la protección del programa otros 18 meses a partir del 10 de septiembre del 2016 hasta el 9 de marzo del 2018. Además, la validez de los permisos de trabajo bajo el TPS que expiran el 9 de septiembre del 2016 serán automáticamente extendidos hasta el 9 de marzo del 2017.

El período de reinscripción de 60 días comienza el viernes, 8 de julio del 2016.

Salvadoreños actualmente inscritos en el TPS deben reinscribirse en el programa para continuar bajo su protección.

Es importante recalcar que aunque se habla mucho que se aprobará una reforma inmigratoria en el futuro, aún no hay certeza de ello. Aunque se aprobara una reforma, no se sabe cuanto tiempo podría pasar hasta que una ley entre en vigencia. Por lo tanto, todo salvadoreño elegible para el TPS debe reinscribirse para no perder su estatus legal mientras esperamos un cambio en las leyes de inmigración que ofrezcan un camino definitivo a la residencia permanente.

Además, personas en el TPS no son elegibles para inscribirse en el programa de Acción Diferida para Padres (DAPA, siglas en inglés) que sigue bloqueado temporalmente por una corte federal en Texas.

Se estima que hay aproximadamente 195.000 salvadoreños actualmente protegidos bajo el TPS, que podrían ser elegibles para reinscribirse en el programa.

El DHS publicará mañana una notificación oficial en el Registro Federal y proveerá instrucciones sobre el proceso de reinscripción. Pueden leer una copia de lo que será publicado mañana haciendo click aquí.

Salvadoreños nunca antes registrados en el TPS podrían ser elegibles para una inscripción tardía si cumplen con los debidos requisitos. Uno de los requisitos es haber llegado a los Estados Unidos antes del 13 de febrero del 2001. Por lo tanto, salvadoreños que recientemente entraron al país no son elegibles para el TPS.

Por favor consulte con un abogado de inmigración para que evalúe su situación inmigratoria lo más pronto posible.

El TPS es un estatus inmigratorio temporal. Se le otorga a personas que no pueden regresar a sus países de origen porque sus vidas correrían peligro, debido a un conflicto armado contínuo, una catástrofe ambiental u otras condiciones extraordinarias y temporales.

Personas inscritas en el TPS pueden permanecer en los Estados Unidos y obtener una autorización de empleo durante el período de designación de su país natal. Sin embargo, el TPS no lleva a la residencia permanente en los Estados Unidos. Los beneficiarios retornan al mismo estatus inmigratorio que tenían antes del TPS (a menos que ese estatus haya vencido o haya sido revocado), o a cualquier otro estatus que podrían haber adquirido durante la inscripción en el TPS.

Es de suma importancia que toda persona que esté inscrita en el TPS consulte con un abogado de inmigración para evaluar sus opciones para obtener una residencia permanente en los Estados Unidos.