La Corte Suprema de los Estados Unidos ya marcó el día en el que escuchará los argumentos orales en la demanda sobre la constitucionalidad de las órdenes ejecutivas sobre inmigración que el Presidente Obama anunció en noviembre del 2014.

La audiencia sobre el caso de Estados Unidos v. Texas se llevará a cabo el lunes 18 de abril.

Esta semana, los abogados de la Administración presentaron un escrito ante la Corte Suprema que argumenta que el caso no debería estar en las cortes y que los estados en la demanda están tratando de obligar a la Corte Suprema de decidir sobre política inmigratoria – algo que según la Constitución solo le corresponde al gobierno federal. Por lo tanto, debería revertirse el fallo de la Corte Federal del Quinto Circuito de Apelaciones.

La ampliación del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y la Acción Diferida para Padres de residentes o ciudadanos estadounidenses (DAPA) propuestos por el Presidente fueron bloqueadas por un juez federal en Texas en febrero del 2015, luego que varios estados presentaran una demanda para detener su implementación.

En noviembre del año pasado, la Corte Federal del Quinto Circuito de Apelaciones falló a favor de mantener la suspensión de los alivios migratorios, haciendo que el Departamento de Justicia lleve el caso hasta la Corte Suprema.

Se espera que la Corte Suprema anuncie su decisión sobre el caso en junio.