El gobierno del Presidente Barack Obama hoy anunció que le pedirá a la Corte Suprema de Estados Unidos revocar la orden judicial de primera instancia que está bloqueando la implementación de sus acciones ejecutivas sobre inmigración.

El Departamento de Justicia dijo que apelará el fallo de ayer de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, que reafirmó el bloqueo impuesto por el Juez Federal Andrew Hanen en febrero, que impide la implementación de DAPA, la Acción Diferida para los Padres de Ciudadanos y de Residentes Permanentes de Estados Unidos, y la expansión de DACA, el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

Es posible que la Corte Suprema revise el caso y anuncie su fallo a mediados del 2016, dándole tiempo al Presidente Obama a implementar sus medidas, que le darían protección temporal de posibles deportaciones a 5 millones de indocumentados dándoles permiso para vivir y trabajar legalmente en el país.