Miles de salvadoreños que se reinscribieron al programa de estatus de protección temporal (TPS) tendrán que seguir esperando sus nuevos permisos de trabajo debido a retrasos en el procesamiento de sus solicitudes.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) confirmó que aún no ha completado el procesamiento de 6.000 solicitudes de reinscripción al TPS de salvadoreños. Pero debido a la demora, anunció que emitirá permisos temporales de trabajo a estas personas con un período de validez de 180 días mientras procesan las solicitudes.

El USCIS ya comenzó la emisión de los permisos temporales de trabajo el 5 de octubre del 2015 – 26 días después que venciera la extensión automática de los permisos de trabajo el 9 de septiembre del 2015.

Eso significa que probablemente muchos salvadoreños con el TPS hayan resultado perjudicados, porque desde el 9 de septiembre no tienen un documento válido que les permita trabajar.

La lentitud e ineficiencia del USCIS está afectando seriamente a estos salvadoreños, muchos de los cuales probablemente han perdido sus trabajos o no han podido conseguir empleo porque no tienen un documento de autorización de empleo vigente. Es posible que otros hayan perdido beneficios del gobierno estatal tales como licencias de conducir o beneficios de desempleo.

Queda ver cuanto tiempo tardarán en enviarle a todos los afectados los permisos temporales de trabajo que resuelva y de un alivio temporal a estos salvadoreños mientras esperan su documentación definitiva.

El USCIS ya deberían haber finalizado la revisión de estas solicitudes antes del 9 de septiembre del 2015 y emitido los permisos de trabajo con fecha de expiración del 9 de septiembre del 2016. Lamentablemente, no lo han hecho.

No se entiende por qué el USCIS no puede procesar una solicitud de reinscripción de TPS en 6 meses. Los solicitantes de reinscripción son personas que han estado renovando su TPS por años. Por lo tanto, no le debería tomar tanto tiempo al USCIS emitir una decisión sobre estos casos.

USCIS debe actuar inmediatamente para procesar las 6.000 solicitudes lo más pronto posible y evitar que esto vuelva a ocurrir en el futuro.