El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, siglas en inglés) modificó la reglamentación para permitir que cónyuges dependientes de extranjeros con visas H-1B de no-inmigrante puedan trabajar en el país.

La modificación, que comienza a partir del 26 de mayo, amplía la elegibilidad para cónyuges bajo la categoría H-4, que son dependientes de personas con visas H-1B interesadas en obtener estatus de residente permanente basado en empleo.

Ampliar la elegibilidad para la autorización de empleo de ciertos cónyuges H-4 es una de varias iniciativas para modernizar y mejorar los programas de visa cuyo propósito es hacer crecer la economía estadounidense y crear empleos.

Las personas elegibles incluyen ciertos cónyuges H-4 dependientes de no inmigrantes H-1B, que:

* Son beneficiarios principales de un Formulario I-140, Petición de Trabajador Inmigrante Extranjero, que haya sido aprobada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés).

* Recibieron estatus H-1B bajo las secciones 106(a) y (b) de la Ley de Competitividad Estadounidense en el Siglo Veintiuno del año 2000, tal como fue enmendada por la Ley de Autorización de Asignaciones Presupuestarias del Siglo 21 del Departamento de Justicia. Esta ley permite que extranjeros con visas H-1B que quieren obtener la residencia permanente puedan trabajar y permanecer en los Estados Unidos más allá del límite de seis años de su estatus H-1B.

Este cambio tiene como fin reducir la carga económica y tensiones personales que podrían experimentar los extranjeros con visas H-1B y sus familias durante la transición del estatus de no inmigrante al de residente permanente legal.

Bajo esta regla, los cónyuges dependientes H-4 que son elegibles deberán presentar el Formulario I-765, Solicitud de Autorización de Empleo, junto con evidencia de apoyo y las tarifas requeridas, que actualmente son de $380, para obtener autorización de empleo y recibir un Formulario I-766, Documento de Autorización de Empleo (EAD, siglas en inglés).

Una vez que el USCIS apruebe el Formulario I-765 y el cónyuge dependiente H-4 reciba un EAD, éste podrá comenzar a trabajar en los Estados Unidos.

USCIS estima que aproximadamente 179,000 personas podrían ser elegibles para solicitar autorización de empleo bajo esta regla.

Las personas no deben presentar una solicitud a USCIS antes del 26 de mayo, que es la fecha en que entra en efecto la nueva regla.