El periódico The New York Times reporta que el presidente Obama podría anunciar la próxima semana qué medidas ejecutivas tomará para tratar de resolver la crisis del sistema migratorio.

Según el informe del diario, estas medidas podrían ayudar a 5 millones de inmigrantes indocumentados – principalmente a padres de niños que son ciudadanos o residentes estadounidenses – permanecer en el país sin temor a ser deportados, y darles a muchos de ellos, permisos de trabajo.

Pero el plan también incluiría tomar pasos para reforzar la seguridad en la frontera y renovar el polémico programa Comunidades Seguras, el cual consiste en que las fuerzas policiales federales, estatales y locales colaboren con la Agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, siglas en inglés) para identificar a indocumentados arrestados o detenidos para deportarlos.

Es importante aclarar que estas medidas no se han anunciado oficialmente por el gobierno del Presidente Obama, sino que el diario The New York Times reporta que funcionarios de la administración les divulgaron a ellos estos detalles.

Hay que ver aún si la información es correcta. Fuentes oficiales de la Casa Blanca se niegan a comentar públicamente al respecto, antes que el Presidente Obama anuncie formalmente sus planes.