Como la ley de inmigración es compleja, siempre recomiendo que busquen la mejor representación legal posible, especialmente si tienen casos complicados. Solamente abogados con licencia o representantes acreditados por el gobierno federal pueden dar consejos legales.

Pero lamentablemente, como en toda profesión, existen manzanas podridas.

Es importante recalcar que aunque hay abogados inescrupulosos, obran de mala fe o no cumplen adecuadamente con su deber, es solo la minoría.

De los miles de abogados de inmigración con licencia, aproximadamente menos del un porciento han sido disciplinados por la Oficina Ejecutiva para Revisión de Casos de Inmigración del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Siempre verifica que estés contratando a un abogado, no a un notario. Los notarios en Estados Unidos no tienen las mismas credenciales legales que en algunos países de Latinoamérica. Aquí, son solo personas que pueden autenticar firmas y verificar documentos. Nada más.

Si contratas a un abogado y no hace el trabajo prometido, no contesta tus preguntas o no quiere regresarte tus expedientes, puedes denunciarlo a las autoridades.

Para detalles de como reportar a un abogado o notario por mala conducta haz clic aquí.

También pueden ver mi más reciente entrevista en “Un Nuevo Día” en Telemundo, donde hablo sobre como reportar a abogados inescrupulosos, a continuación: