Esta semana en mi columna Consulta Migratoria® contesto la pregunta de un lector que quiere saber en qué consiste y cómo puede calificar para el programa de acción diferida para personas que llegaron a los Estados Unidos en su infancia.

Cada caso es distinto y las respuestas varían según el historial migratorio de cada persona. Aquí respondo de forma general a sus dudas. Por favor consulten con un abogado de inmigración para recibir asesoría legal personalizada antes de comenzar cualquier trámite.

Llegue a los Estados Unidos en el 2002 a la edad de 17 años. Desde que vine nunca he salido fuera del país. Actualmente tengo 29 años y estoy estudiando en un colegio comunitario. Ya pronto obtendré mi primer título universitario y deseo obtener un permiso de trabajo.

No tengo delitos graves. Solamente he sido encontrado culpable de dos infracciones: una de tránsito y la otra por pescar en un parque. He escuchado del programa de acción diferida para jóvenes indocumentados y quisiera saber si soy elegible. – Carlos V.

Carlos, te felicito que estas estudiando y que pronto te graduarás del colegio comunitario. Mi primer título universitario lo obtuve en un colegio comunitario y la experiencia me ayudó mucho.

Lastimosamente, tú no eres elegible para el programa de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, siglas en inglés) porque llegaste a los EE.UU. después de haber cumplido 16 años.

Los requisitos de elegibilidad para solicitar DACA son los siguientes:

●    Haber llegado a los EE.UU. antes de cumplir 16 años.

●    No haber tenido más de 30 años el 15 de junio del 2012.

●    Haber vivido continuamente en EE.UU. por lo menos 5 años antes del 15 de junio del 2012 y actualmente estar presente en el país.

●    Haber entrado sin inspección antes del 15 de junio del 2012 o tu estatus legal de inmigración expiró el 15 de junio del 2012.

●    Ser graduado o estar cursando la escuela secundaria, incluyendo el GED, o ser veterano de las fuerzas armadas.

●    No representar una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública.

●    No haber sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo o múltiples delitos.

Te recomiendo que visites a un abogado de inmigración lo más pronto posible para que evalúe tu situación cuidadosamente y determine tus opciones migratorias.

Soy optimista y creo que habrá una reforma migratoria en el futuro y debes prepararte para ella. Por ejemplo, debes mantener una excelente conducta, hacer tus declaraciones de impuestos, si tienes que hacerlos. Además, debes guardar evidencia de cada año que has vivido en los EE.UU. y tener un fondo legal para poder pagar los costos del trámite.

Aunque tú no aparentas ser elegible para DACA, se estima que hay cientos de miles de personas que sí son elegibles y todavía no han solicitado el beneficio. Es importante que toda persona que sea elegible para DACA, presente una solicitud.

Es mejor tener una protección temporal a la deportación que no tener nada. Además, uno de los beneficios más valiosos para las personas a quienes se les otorga DACA es el poder obtener un permiso de trabajo. Hay que aclarar que el permiso de trabajo no es automático.  La persona debe demostrar que tiene una necesidad económica. La ventaja es que con un permiso de trabajo se puede solicitar un número de seguro social y una licencia de conducir.

No todas las personas que entraron a los EE.UU. siendo menores de edad son elegibles para DACA. Hay casos que pueden parecer fáciles, pero en realidad, podrían tener complicaciones.

Presentar una solicitud de DACA no es solo llenar un formulario. Es recomendable que un abogado evalúe el historial de cada persona para determinar opciones legales, incluyendo su elegibilidad para DACA y la residencia permanente.

Para que tengan una idea, entre el 15 de agosto del 2012 y el 31 de diciembre del 2013, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) negó 15.968 solicitudes de DACA. Esas personas que enviaron las solicitudes perdieron su dinero – un total combinado de más de $7 millones de dólares en costos de tramitación que no son reembolsables.  

Tal vez se negaron las solicitudes porque las personas no eran elegibles, o porque no llenaron bien el formulario. Una evaluación legal podría haber ayudado determinar si la persona debía o no haber presentado una solicitud.

A pesar de los miles de solicitudes negadas, lo positivo es que en el primer año y medio desde que se abrió el plazo para tramitar DACA, el USCIS aprobó 521.815 casos.

Les recuerdo que nunca deben acudir a notarios o consultores de inmigración. La ley les prohíbe dar consejos legales.

Consulten con un abogado de inmigración o un representante legal acreditado por el gobierno antes de comenzar el trámite. Asegúrese que tengan una licencia vigente antes de contratarlos.

Para más información y consejos de inmigración, lea mi blog www.InmigracionHoy.com.

Envíe sus preguntas a preguntas@consultamigratoria.com. Incluya información detallada sobre su situación para mejor responder sus preguntas.

El Dr. Nelson A. Castillo es abogado de inmigración y autor de La Tarjeta Verde: Cómo obtener la residencia permanente en los Estados Unidos. Es ex Presidente de la Asociación Nacional de Abogados Hispanos y actual Presidente del Concejo Vecinal de Westlake South de Los Ángeles. Para comunicarse con la oficina del Dr. Castillo, puede llamar al (213) 537-VISA (8472).