Actualmente hay entre 7 y 8 millones de residentes permanentes en los Estados Unicos que podrían convertirse en ciudadanos. Hay quienes no  hacen los trámites, a pesar de ser elegibles, y también hay quienes sí presentan solicitudes para la ciudadanía, pero el gobierno se la niega.

Muchas de las personas a quienes les niegan la ciudadanía optan por demandar al gobierno, pero según datos oficiales, esos casos han disminuido.

De acuerdo a reportes de las cortes federales, ha habido una baja del 51,5% de demandas al gobierno por parte de los residentes permanentes a quienes le negaron su solicitud de ciudadanía estadounidense en los últimos cinco años.

Lo importante, si es residente, es solicitar la ciudadanía, pero no sin antes, consultar con un abogado para asegurarse de que sea elegible.

Pueden leer el reportaje, para el cual me entrevistaron, aquí.