El Senado y la Asamblea de California anoche aprobaron el proyecto de ley AB 60, que le permitirá a inmigrantes indocumentados, obtener licencias de conducir en el estado.

Ahora, el proyecto pasa al Gobernador Jerry Brown, quien debe firmarla para convertirla en ley.

Según el proyecto aprobado, las licencias para indocumentados serán diferentes a las emitidas a personas que están legalmente en el país.  Tendrán marcas en la parte del frente y de atrás del documento, indicando que no es aceptable para propósitos federales y será sólo para el privilegio de manejar.

El gobernador dijo que aprobaría una licencia para indocumentados con estas marcas.  Brown tiene hasta el 13 de octubre para darle su firma al proyecto.