En mi más reciente columna de Consulta Migratoria, explico porqué residentes permanentes de los Estados Unidos deben solicitar la ciudadanía sin son elegibles:

Esta es la columna:

Casi 9 de los más de 13 millones de residentes permanentes que actualmente viven en los Estados Unidos son elegibles para convertirse en ciudadanos.  Es un número importante de personas que pueden llegar a hacer una gran diferencia política en este país, porque al convertirse en ciudadanos, pueden votar y el voto confiere derechos y poder.

Yo siempre aconsejo a mis clientes que son elegibles que se hagan ciudadanos lo más pronto posible.  La residencia permanente no es una garantía absoluta que puede vivir legalmente en el país para siempre.  La residencia permanente puede ser revocada o no renovada por el gobierno de los Estados Unidos bajo ciertas circunstancias.

La ciudadanía le ofrece permanencia en el país y aumenta la posibilidad de encontrar mejores trabajos.  Además, les permite emigrar a más de sus familiares que un residente permanente.  En ocasiones, el ser ciudadano hace que el tiempo de espera para una visa familiar sea menor.

Si usted no se ha hecho ciudadano por falta de recursos, busque la ayuda de una organización sin fines de lucro que tenga abogados de inmigración o representantes acreditados por el gobierno federal para que le ayuden gratuitamente o a bajo costo.  Por favor visite a estos lugares solamente si usted está necesitado.  Si usted tiene los medios para pagar por servicios legales, sea considerado y no le quite el lugar a una persona de escasos recursos que verdaderamente necesita la ayuda de una organización sin fines de lucro.

Estos son los requisitos más importantes para naturalizarse:

●  Tener un mínimo de 18 años.

●  Ser residente permanente durante al menos 5 años inmediatamente antes de tramitar la solicitud.

●  Vivir en el estado donde sometió la solicitud de naturalización por lo menos 3 meses antes de hacer el trámite.

●  Vivir continuamente en los EE.UU. como residente permanente por lo menos 5 años antes de tramitar la solicitud.

●  Estar físicamente presente en los EE.UU. por lo menos 30 meses de los 5 años inmediatamente previos al trámite.

●  Ser una persona de buen comportamiento moral.

●  Saber leer, escribir y hablar inglés básico y tener algunos conocimientos sobre el gobierno e  historia de los EE.UU.  (Hay excepciones para personas mayores de edad o con alguna discapacidad física o mental permanente que no les permita cumplir con estos requisitos.)

Residentes permanentes que son cónyuges de ciudadanos estadounidenses y personas que están sirviendo en la militar podrían solicitar la ciudadanía más rápidamente si llenan ciertos requisitos.  Por ejemplo, cónyuges de ciudadanos pueden solicitar la ciudadanía después de haber vivido tres años como residente permanente de los Estados Unidos.

Nunca mienta al solicitar la ciudadanía porque esto puede ser considerado un acto de mala conducta moral.  Si obtiene la ciudadanía pero luego descubren que mintió en su solicitud o entrevista, le pueden quitar la ciudadanía.

Toda persona debe consultar con un abogado de inmigración o un representante acreditado por el gobierno federal antes de iniciar el trámite para asegurarse que sean elegibles.  Esto es particularmente importante para personas que tengan antecedentes criminales, ya que ciertos crímenes hacen que el solicitante no sea elegible a la ciudadanía, aunque tenga la residencia permanente y puede ser sujeto a ser deportado del país.

El gobierno cobra $680 por el trámite, pero bajo ciertas circunstancias, permite la dispensa de tarifas.