Hoy se cumple el primer aniversario desde que el gobierno federal comenzó aceptar solicitudes para el programa de acción diferida para jóvenes indocumentados que llegaron a los Estados Unidos cuando eran niños.  Gracias al Presidente Obama y su administración, la vida de más de 430.000 personas y sus familias ha dado un giro positivo en término a su situación migratoria.

Se han recibido 573.404 solicitudes de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, siglas en inglés) desde que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) abrió el plazo para iniciar el trámite el 15 de agosto del 2012.

Según cifras proporcionadas por el USCIS, esta agencia gubernamental recibió un total de 573.404 solicitudes entre el 15 de agosto del 2012 y el 31 de julio del 2013.  De esa cifra, el USCIS aceptó 552.918 solicitudes para ser procesadas y rechazó 20.486.

De las 552.918 solicitudes aceptadas para procesamiento,  430.236 solicitudes fueron aprobadas y 7.450 fueron negadas.

Hasta la fecha, se han pautado citas para servicios biométricos para 540.821 de los casos.

La mayoría de los solicitantes son de origen mexicano y viven en California.

Es importante que toda persona que sea elegible para el programa de acción diferida solicite el beneficio.

Es mejor tener una protección temporal a la deportación a no tener nada.  Además, las personas a quienes les otorguen acción diferida podrán tener un permiso de trabajo si demuestran que tienen una necesidad económica.  Al tener un permiso de trabajo, podrán solicitar un seguro social y una licencia de conducir.

No tengan miedo a tomar riesgos calculados.  Asegúrense de consultar con un abogado de inmigración o un representante acreditado por el gobierno federal antes de comenzar el trámite.

No vayan a notarios, consultores de inmigracion, llena papeles o multi-servicios.

Si tiene preguntas, llame a mi oficina al 213-537-8472 para marcar una consulta privada. La consulta no es gratis.