Un juez de San Diego ordenó que Bemilda “Linda” Asunción Ruiz, una estafadora que se hizo pasar por abogada de inmigración, le regrese $100.000 a 20 víctimas que defraudó entre el 2010 y 2012.

No es la primera vez que la impostora estafa a inmigrantes indocumentados, haciéndoles creer que podía resolver sus casos migratorios. Sumando previas órdenes judiciales de restitución por anteriores estafas, Asunción Ruiz debe regresarle un total de $750.000 dólares a más de 100 víctimas a quienes ella estafó desde 1999.

El mes pasado, por tercera vez  en 8 años, Asunción Ruiz fue declarada culpable de delito grave (felony, en inglés) de robo en un tribunal de California. Fue condenada a 5 años de prisión por 2 cargos de delito grave de robo en mayor cuantía (felony grand theft, en inglés) a principios de este año.

Agentes especiales de ICE, de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en San Diego, arrestaron a Asunción Ruiz en diciembre del 2012. Tras su arresto, la mujer admitió que se hizo pasar por una abogada de inmigración e ilegalmente cobraba por servicios legales.

Este caso demuestra porqué es sumamente importante siempre pedir ver la licencia del abogado.  Esto es necesario para corroborar que tiene las credenciales necesarias para operar legalmente y que puede brindar asesoría legal adecuada.

La impostora de 45 años es considerada por la ley como una estafadora de inmigración en serie, que a pesar de múltiples arrestos y sentencias de cárcel y prisión, continuó defraudando a inmigrantes indocumentados cada vez que salía en libertad.

La impostora prometía obtener permisos de trabajo, licencias de conducir y otros beneficios de inmigración. La mayor parte de sus víctimas eran inmigrantes indocumentados, pero también atendió a un residente legal que solicitaba la ciudadanía estadounidense.

Varias personas también le pagaron para que hiciera trámites para obtener beneficios de inmigración para miembros de sus familias.

Según los investigadores, la estafadora comenzó a operar su negocio fraudulento de inmigración en 1999. Durante los siguientes 6 años, estafó a decenas
 de víctimas.

Agentes especiales de HSI la arrestaron en el 2005 y fue condenada por 5 cargos de delito grave de robo y sentenciada a un año en la cárcel del condado. Además, un
juez ordenó que Asunción Ruiz pagara más de $50.000 en restitución a sus víctimas.

Asunción Ruiz logró salir en libertad bajo fianza. Durante ese tiempo, las autoridades afirman que continuó defraudando a gente para poder pagar la indemnización que le debía a su primer grupo de víctimas.

Agentes especiales de HSI continuaron investigando el presunto fraude y
nuevamente la arrestaron en agosto de 2006. Por segunda vez, Asunción Ruiz fue condenada tras declararse culpable de múltiples cargos de robo de identidad en la corte estatal.

En abril del 2007, la condenaron a 4 años de prisión y le ordenaron pagar casi $600.000 dólares como parte de una segunda restitución a sus víctimas.

Asunción Ruiz salió de la prisión estatal en agosto de 2009 y para enero del 2010 ya  había revivido su estafa de inmigración. Una tercera investigación del HSI culminó con su arresto en diciembre del 2012 y condena de 5 años de prisión a principios de este año.

Personas que han sido víctimas de Asunción Ruiz deben llamar a la Oficina del Fiscal del Condado de San Diego al 619-531-4070 para reportar el crimen.