La Corte Suprema de los Estados Unidos hoy dictaminó que la sección 3 de la Ley de Defensa del Matrimonio (Defense of Marriage Act – DOMA, siglas en inglés) es inconstitucional.  La sección 3 de DOMA era una ley federal que solamente reconocía matrimonios entre personas de diferente sexo.

Debido que la ley de inmigración es federal, DOMA prevenía a las parejas gays y lesbianas que legalmente estaban casadas, de solicitar la residencia permanente (tarjeta verde) a través del matrimonio. Ahora que DOMA ha sido declarada inconstitucional, los ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales podrían presentar solicitudes de residencia permanente para su cónyuge del mismo sexo.

Dado el fallo de la Corte Suprema, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) debería de permitir la presentación de solicitudes para la residencia permanente por medio del matrimonio de parejas del mismo sexo. El USCIS ahora deberá presentar nuevos reglamentos que actualicen el código legal migratorio para permitir que parejas homosexuales soliciten la residencia permanente para sus cónyuges extranjeros.

Será importante demostrar que el matrimonio entre las parejas del mismo sexo sea legal en el estado o país donde se casaron. No importará que la pareja actualmente viva en un estado donde no se permite el matrimonio entre las parejas del mismo sexo.

Además, todo solicitante para la residencia permanente por medio del matrimonio tendrá que demostrar que el matrimonio es de buena fé y no para conseguir beneficios migratorios.

Es de suma importancia consultar con un abogado de inmigración antes de comenzar cualquier trámite migratorio.