Ahora que se presentó una propuesta para una reforma inmigratoria integral en el Senado de los Estados Unidos, hay que poner presión para que la propuesta sea mejorada y aprobada. En mi columna “Consulta Migratoria” de esta semana publicada en línea por varias publicaciones de impreMedia incluyendo LaOpinión.com, explico cómo hacerlo.

Aquí esta mi columna:

La semana pasada estuve en Washington, D.C. participando en la manifestación de apoyo para una reforma migratoria integral, a la cual se estima acudieron más de 100 mil personas. Fue alentador ver el entusiasmo y la colaboración de todas las personas que se reunieron en la capital del país. Durante las horas que participé en la manifestación, hablé con mucha gente. Algunos eran indocumentados y otros ciudadanos, pero todos querían lo mismo: abogar por un cambio en las leyes de inmigración que permita, entre cosas, la legalización de 11 millones de personas que viven ilegalmente en los Estados Unidos.

La manifestación fue pacífica y eso fue algo muy positivo, porque es importante elevar nuestras voces para abogar por una reforma sin ponerse en riesgo de un arresto y posible deportación.

Una de las maneras más efectivas de cabildeo para una reforma es escribir, llamar o visitar a sus representantes federales. Es importante inundarlos de cartas y llamadas de parte de residentes permanentes y ciudadanos norteamericanos, pidiendo que apoyen un proyecto de ley que permita una reforma integral migratoria.

Cuando escriban una carta o llamen por teléfono es importante ser cortés, identificar la legislación por la cual se están comunicando con su representante y explicar porque consideran que es necesaria. Si decide visitar personalmente a su representante, haga una cita. Sea puntual, cortés y paciente. Sea lo más breve y conciso al presentar sus argumentos para una reforma. Sobre todo, vaya preparado para proveer información que apoye su punto de vista.

Los miembros del congreso son personas elegidas para representarlo, así que deben escuchar lo que usted piensa sobre cualquier ley y cómo están realizando su trabajo los legisladores. Contactar a líderes de la Cámara de Representantes y el Senado antes de una votación importante puede ser una buena estrategia para influenciar a nuestros representantes.

Para ponerse en contacto con miembros del congreso, puede buscar el nombre, teléfono y dirección electrónica en la siguiente página web: www.contactingthecongress.org.

Cuantas más personas se comunican con sus representantes, mejor. Por eso, hay que motivar a todo familiar, empleador y amigo que sean ciudadanos estadounidenses a que se unen a nuestros esfuerzos y llamen a sus representantes en el Congreso para pedirles que apoyen una reforma migratoria.