Esta semana en mi columna “Consulta Migratoria” de LaOpinion.com explico qué es el perdón provisional a la ley del castigo y cómo funciona el proceso de solicitud. Aquí está la columna:

El proceso para solicitar el perdón provisional a la ley del castigo (Provisional Unlawful Presence Waiver) entrará en vigor el 4 de marzo del 2013. En los próximos días el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) dará más información sobre el proceso de solicitud y hará disponible el formulario para solicitar este beneficio migratorio. El proceso será difícil y no todas las personas serán elegibles para solicitar este beneficio migratorio.

El nuevo reglamento ayudará a miles de ciudadanos norteamericanos que tienen familiares inmediatos indocumentados – padres, esposos e hijos solteros menores de 21 años – cuando soliciten la residencia permanente.

El nuevo reglamento les permitirá a los familiares inmediatos indocumentados de ciudadanos que realizan el trámite para la residencia permanente presentar la solicitud para el perdón a la ley del castigo y enterarse si será aprobada antes de salir de los Estados Unidos. Esto reduciría el tiempo de separación familiar mientras se realiza el trámite.

El proceso funcionará de la siguiente manera: USCIS examinará el caso. Si lo considera válido, concederá un perdón provisional. Luego, el familiar indocumentado tendrá que cumplir con el requisito de viajar a su país natal y ser entrevistado por un oficial consular. Si no se detectan problemas, confirmarán el permiso y la persona podrá regresar a los EE.UU. con una visa de inmigrante.

Bajo la ley actual, padres, esposos o hijos solteros menores de 21 años extranjeros de ciudadanos estadounidenses que entraron legal o ilegalmente al país y que actualmente están indocumentados y no cubiertos por la ley 245(i) son elegibles para pedir la residencia permanente, pero deben salir del país para ir a buscar la visa en su país de origen. El problema es que si estuvieron ilegalmente en el país por más de 180 días consecutivos despúes del 1 de abril de 1997, están sujetos a la “ley del castigo” que les prohíbe el reingreso a los Estados Unidos por un período de entre 3 a 10 años. Existen excepciones.

El gobierno puede otorgar un perdón, conocido como “waiver”, si el ciudadano demuestra que la separación de su familiar le ocasionaría un “perjuicio extremo”, sea económico, de salud o humanitario, entre otros.

El nuevo reglamento permite solicitar un perdón provisional de presencia indocumentada si la persona:

1. Está presente físicamente en los Estados Unidos.
2. Tiene por lo menos 17 años de edad.
3. Es el beneficiario de una petición de visa de inmigrante aprobada (I-130) la cual clasifica a la persona como un pariente inmediato de un ciudadano de los EE.UU.
4. Está trabajando activamente en el proceso de solicitar una visa de inmigrante y ya le ha pagado al Departamento de Estado de los Estados Unidos (USDOS) la cuota para procesar la visa de inmigrante.
5. No tiene ninguna otra falta que lo haga inadmisible para emigrar a los Estados Unidos.
6. Puede demostrar que negarle la residencia permanente resultaría en dificultades extremas a un esposo o padre que es ciudadano de los EE.UU.

Un familiar inmediato de un ciudadano NO será elegible para solicitar un perdón provisional si la persona:

1. Tiene una aplicación pendiente con USCIS para el ajuste de estatus a residente permanente legal.
2. Está en proceso de deportación al menos que el caso sea cerrado administrativamente por un juez de inmigración y no tenga ninguna audiencia pendiente antes de solicitar el perdón provisional a la ley del castigo.
3. Está sujeta a una orden final de deportación o la reinstalación de una orden de expulsión previa.
4. Puede ser declarada inadmisible en el momento de la entrevista consular por razones distintas a la presencia indocumentada.
5. Ya ha sido programada antes del 3 de enero del 2013 para una entrevista de visa de inmigrante en la Embajada o Consulado de EE.UU. en el extranjero.

La próxima semana daré más detalles y explicaré cómo solicitar el perdón provisional a la ley del castigo.