En mi columna de esta semana en La Opinión, explico cómo obtener una visa H-1B:

Una de las maneras de ingresar legalmente a los Estados Unidos es mediante la visa H-1B que se extiende a trabajadores extranjeros profesionales que tienen ocupaciones especializadas.

A partir de hoy, 2 de abril, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) está aceptando solicitudes para estas visas para el año fiscal 2013 (1 de octubre del 2012 al 30 de septiembre del 2013). Se continuarán aceptando peticiones hasta que se agoten las visas designadas para el año fiscal.

Actualmente hay 65,000 visas H-1B disponibles, de las cuales 6,800 son reservadas para ciudadanos de Chile y Singapur, bajo términos de tratados de libre comercio con esos países.

Otras 20,000 visas son designadas para trabajadores con títulos universitarios de postgrado (maestrías y doctorados) obtenidos en EEUU. Además, solicitudes presentadas por universidades e instituciones de investigación del gobierno o sin fines de lucro no cuentan hacia el cupo límite de las 65,000 visas; tampoco se cuentan las de personas que están solicitando una extensión de su estatus H-1B en los EE.UU, ya sea para el mismo empleador o un nuevo empleador.

Los empleadores en EEUU son quienes realizan el trámite de petición de los trabajadores, no los mismos empleados. En otras palabras, los empleadores son los patrocinadores.

La H-1B es una visa de no inmigrante y una vez concedida solo permite la contratación temporal de empleados extranjeros que tengan experiencia teórica o técnica en campos especializados, tales como científicos, ingenieros o programadores informáticos. También requiere que tengan un título universitario en la profesión especializada.

No se puede presentar una petición H-1B con más de seis meses de antelación a la fecha del inicio de un trabajo. Para realizar el trámite, se deberá presentar evidencia del título universitario del empleado. Si el empleador indica que el trabajador califica para esta visa debido a una combinación de educación y experiencia, tendrá que proporcionar pruebas que lo confirmen en el momento de entregar la solicitud.

La visa H-1B permite la estadía de no más de seis años consecutivos, con algunas excepciones. Se permite una nueva estadía de seis años una vez que el trabajador extranjero haya pasado un año fuera de los EEUU tras su entrada inicial al país.

La visa H-1B permite al no-inmigrante solicitar la residencia permanente por medio de una visa de inmigrante familiar o de empleo sin perjudicar su actual estatus migratorio.

Por favor consulten con un abogado de inmigración antes de comenzar el trámite.