El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) ayer anunció nuevas medidas que podrían ayudar a inmigrantes detenidos por agencias policiales locales y estatales. El objetivo es asegurar que los detenidos sean debidamente notificados sobre sus derechos y su posible deportación del país.

Con el fin de asistir a personas que  “pueden ser ciudadanos estadounidenses o víctimas de crimen”, ICE estableció una línea de ayuda gratuita para inmigrantes detenidos.  El número, (855) 448-6903, funcionará 24 horas al día, 7 días a la semana. Se ofrecerán servicios de traducción en varios idiomas desde las 7 de la mañana hasta la medianoche (hora del este) todos los días.

Empleados de ICE recogerán la información de la persona y la enviarán al departamento correspondiente para que se tome acción inmediata.

Además, se distribuirá un nuevo formulario de detención que le recuerda a las autoridades locales que no pueden retener al individuo durante más de 48 horas (excluyendo sábados, domingos y feriados), momento en el que pasa a la custodia de ICE.

El formulario le advierte al detenido que si ICE no asume su custodia dentro de las 48 horas, deben contactar a la autoridad local o entidad responsable de su detención para pedir su liberación de custodia local o estatal.  También le da instrucciones a las personas sobre como presentar una queja si sus derechos o libertades civiles fueron violados por las actividades de ICE.