La mayoría de los trámites inmigratorios requieren el pago de tarifas al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, siglas en inglés) – ya sea para la renovación de una tarjeta de residencia permanente, obtener un permiso de trabajo, o la inscripción al programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, siglas en inglés), entre otros.

Para muchos, las tarifas de estos trámites son muy altas.

Pero lo que muchos no saben es que a veces el USCIS permite exención o dispensa de tarifas (“fee waivers”, en inglés) para trámites inmigratorios a personas que pueden comprobar que no tienen dinero.

Lea cuáles son los requisitos que debe cumplir y cómo solicitar una dispensa de tarifas, en mi columna de esta semana en La Opinión.