Fernanda Romero

Un juez federal sentenció a la actriz mexicana Fernanda Romero a 15 fines de semana consecutivos en la cárcel, 1.000 horas de trabajo comunitario y cinco años en libertad provisional luego que la encontraran culpable de mentirle a las autoridades inmigratorias sobre su matrimonio.

El año pasado, la actriz de telenovelas y cine fue acusada del delito federal de matrimonio fraudulento y de hacer declaraciones falsas durante sus entrevistas con autoridades de inmigración para conseguir su residencia permanente en los Estados Unidos.  El juicio por matrimonio fraudulento fué anulado en septiembre del año pasado porque el jurado no llegó a un acuerdo.

Como parte de un arreglo con la fiscalía, Romero se declaró culpable del cargo menor de mentirle a las autoridades inmigratorias. El lunes la actriz compareció ante el tribunal, donde ella y su marido fueron condenados a 30 días de cárcel que, a partir de junio, cumplirán como 15 fines de semana consecutivos.

Durante la sentencia, el juez federal Manuel Real hizo hincapié en la seriedad del crimen, por lo que descartó la posibilidad que la pareja evitara tiempo tras las rejas.

Según la Prensa Asociada, el caso de Romero está siendo evaluado por la corte de inmigración, que en base a la evidencia, determinará si deportará a la actriz.

Este es un perfecto ejemplo del porqué nunca deben intentar obtener la residencia permanente por medio de un matrimonio fraudulento o declaraciones falsas al solicitar un beneficio inmigratorio.  La ley lo prohíbe y las consecuencias son severas.