Inmigrantes salvadoreños amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS, siglas en inglés), continúan sin recibir Documentos de Autorización de Empleo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por siglas en inglés), poniéndolos en una situación precaria. En algunos casos perjudicándolos, impidiendo que soliciten o permanezcan en sus empleos, o que tengan acceso a beneficios públicos a los cuales tienen derecho.

Es imperdonable que para estas alturas el USCIS no haya corregido el problema de los atrasos, que tiene a miles de salvadoreños con TPS en un limbo inmigratorio.

A principios de marzo, el USCIS admitió que estaban retrasados en la tramitación de solicitudes de reinscripción del TPS y anunció que enviarían aproximadamente 4.500 Documentos de Autorización de Empleo provisionales a salvadoreños protegidos por el TPS, pero muchos aún no los han recibido. Y otras personas cuyos casos ya han sido aprobados, aún no reciben sus permisos permanentes.

Disgustado por esta situación que está afectando a tantos inmigrantes salvadoreños, realicé una conferencia de prensa para denunciar al USCIS por su falta de transparencia, ineficiencia, y falta de rapidez en la manera que tramitan las solicitudes del TPS.

Jesús Aparicio, de 71 años, junto al abogado Nelson A. Castillo y Manuela Núñez de Hernández durante conferencia de prensa

Presenté dos casos de salvadoreños que han sido perjudicados por estas demoras.  Uno de ellos es el Sr. Jesús Aparicio, de 71 años, que actualmente está indigente y padece de una serie de enfermedades.  A pesar que un juez de inmigración le otorgo el TPS y el USCIS recibió la solicitud de reinscripción del Sr. Aparicio el 10 de septiembre del 2010, aún no han procesado su caso.  A pesar del retraso en la tramitación de su solicitud, ni siquiera le han enviado una autorización de empleo provisional, como corresponde.  Debido a ello, no puede cobrar la mísera mensualidad del seguro social que recibía antes de que expirara su documento.  El Sr. Aparicio, que llegó a los Estados Unidos en 1990, trabajó por varios años en una fábrica, hasta que fue cerrada.  Durante años trabajó, hizo sus contribuciones al seguro social, y pagos sus impuestos.  Ahora está desamparado, sin familia, y no ha podido conseguir trabajo   Además, sin su permiso de trabajo vigente, tiene menos posibilidades de subsistencia.

Si no fuera por la generosidad de una salvadoreña samaritana que le permite dormir en su sofá, el Sr. Aparicio estaría en la calle.  “Yo solo quiero un trabajito para poder sobrevivir.  No tengo zapatos, ni ropa, y a penas un lugar donde dormir,” me dijo el Sr. Aparicio.

El Sr. Aparicio llamó al USCIS en diciembre para preguntar sobre su caso y no le dieron respuesta.  Este mes hablé con un agente del USCIS para recalcar la importancia de que se tramite la solicitud del Sr. Aparicio debido a sus necesidades médicas, pero solo me dijeron que revisarían el caso.

Es indignante que a una persona tan necesitada no se le agilice el trámite para obtener sus beneficios.

Otro caso es el de la Sra. Manuela Nuñez de Hernández.  El USCIS aprobó su caso el 1ero de noviembre del 2010, pero aún no ha recibido su Documento de Autorización de Empleo permanente.  Recientemente, recibió un permiso provisional, pero tiene fecha de expiración del 9 de junio del 2011, y está preocupada que esto le ocasione futuras complicaciones en el nuevo empleo que acaba de conseguir.

Mi denuncia recibió cobertura de varios medios.  Para leer la nota que escribió el reportero Luis Uribe, de la agencia de noticias EFE, haga clic aquí.

También la periodista Joyce Álvarez, del periódico La Prensa Gráfica de El Salvador entrevistó al Sr. Aparicio e hizo un recuento del problema.  Vea la nota aquí.

Varios medios televisivos acudieron a la rueda de prensa.  Aquí está la nota que hizo la reportera Dinorah Pérez, del canal 22 de Los Ángeles:

Este es el reportaje de Liliana Escalante, para el Noticiero Univision, Edición Nocturna:

Esta es la cobertura del canal 34 de Univision en Los Ángeles: